Gato, pez, mono

Soy gato por ascendencia paterna, y por redundancia felina. Siempre lo creí, hasta que hace poco me dijeron que en realidad lo mío era la felicidad, felicidad nominal, la cual quizás sientan los gatos felices. Seré gato hasta que muera, feliz o no, pero siempre felino.

Soy pez por designio de las estrellas, un designio figurado por otros que creyeron ver animales acuáticos en el cielo. Me tengo que inventar para hacerme pez, pero inventarme es siempre lo mío, aunque a veces haya que nadar en aguas turbulentas.

Soy mono por designio oriental, por afinidad grupal, aunque siempre discordante. Este mono tocará todo y a veces se quemará, y saldrá corriendo para subirse en el árbol más alto, hasta que se le pase el dolor.

Qué te voy a decir...



Qué te voy a decir si yo acabo de llegar 
 si esto es como el mar
 quien conoce alguna esquina 
Dejadme nacer que me tengo que inventar
 para hacerme pez empecé por las espinas. 
Nunca lo escribí en un papel y nunca me ha encantado mi voz
 y tú ahora me preguntas qué hacer
Y yo que siempre voy detrás del error
 que canto a lo que nunca tendré
 al beso que ella nunca me dio
Dime tú qué puede saber alguien
 que ha pasado la vida buscando la melodía
Qué te voy a decir si yo acabo de llegar
 si esto es como el mar quien conoce alguna esquina 
Dejadme nacer que me tengo que inventar
 para hacerme pez empecé por las espinas. 
La vida es algo que hay que morder
 y en cada boca tiene un sabor
 tus huesos no los tapa mi piel
 por eso siempre digo que no
 ahora tengo cosas que hacer
 que aún me queda media vida
 para encontrar la melodía 
Qué te voy a decir si yo acabo de llegar
 si esto es como el mar
 quien conoce alguna esquina 
Dejadme nacer que me tengo que inventar
 para hacerme pez
 empecé por las espinas.

Suscribete a Before the dark