A los locos, a los raros, a los rebeldes, a los folloneros



Este es para los locos,
los raros,
los rebeldes,
los folloneros,
los vástagos redondos en agujeros cuadrados,
los que ven las cosas de forma diferente.

A ellos no se les aplican las reglas.

Puedes citarlos,
criticarlos,
glorificarlos o vilipendiarlos,
pero lo único que no puedes hacer es ignorarlos, porque ellos cambian las cosas.

Ellos empujan la raza humana hacia adelante.

Y mientras algunos pueden verlos como los locos,
nosotros los vemos genios,
porque los que son lo suficientemente locos para pensar que pueden cambiar el mundo,
son los que lo hacen.

Steve Jobs



Lo que pasa es que algunos locos que queremos cambiar el mundo nos sentimos como hormigas intentando mover un transatlántico.

5 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Steve Jobs no fue santo de mi devoción. No sé... me caía mal, pero reconozco que en este discurso sí me gusta. Me gusta porque estoy de acuerdo en que esos "locos" (yo les llamo valientes) son los que de verdad merecen todo el mérito de los logros que se consiguen.
Me alegra verte operativo por aquí otra vez, Rriver.

Un beso muy fuerte

Rrío dijo...

Muchas gracias Novicia, ¡Eres un Sol!

Temujin dijo...

Hay un limite muy fino entre estar loco y tonto, pero prefiero ese limite a que me digan que nunca dije nada o que nunca me atreví a nada.
Es duro equivocarse, pero más duro es morirte con las ganas incumplidas.
Un saludo.

desastre manifiesto dijo...

Resulta paradójico que en esa locura, sea donde más cordura haya.

Rrío dijo...

Muchas gracias a Temu y Desastre, de verdad que me ha sorprendido recibir tantas visitas, en este chamizo tanto tiempo abandonado.

Ha sido un tímido y escueto inicio, pero me animáis a seguir.

Como curiosidad, resulta que el texto de Jobs data de 1997, cuando Apple lanzó su campaña "Think different". Se trata de un texto leído de fondo sobre imágenes de Einstein, Bob Dylan, Luther King...

http://www.youtube.com/watch?v=cFEarBzelBs

Era una campaña para vender ordenadores, pero la palabra "ordenador" no aparece ni una sola vez.

Suscribete a Before the dark