Button, Webber, y Alonso

El pasado domingo, en Interlagos, Brasil, Vettel se proclamó campeón del Mundo. La victoria de Vettel no es noticia: simplemente es el mejor piloto con el mejor coche.

Fernando Alonso, en cambio, partía en la tercera posición del mundial, con posibilidades de alcanzar la segunda posición. Button defendía esa segunda posición, mientras que Webber a su vez, cuarto, aspiraba a alcanzar los puntos suficientes para rebasar a Alonso y quedar tercero.

Durante la carrera, pareció que Alonso podía vencer a Button, de hecho fué por delante de él gran parte del recorrido, pero al final Button le adelantó. Por su parte, Webber, que estaba segundo en la carrera, recibió el favor de su compañero de equipo, Vettel, quien se dejó adelantar para que Webber quedase primero en la carrera y tercero en el mundial.

Al final, todo el mundo alaba a Alonso, a su calidad como piloto, a su fuerza y a su pundonor, pero al final, los que se llevan los premios son otros. Está claro que Alonso no tiene ni el mejor equipo ni el mejor coche, de modo que por muy buen piloto que sea, esa desventaja es definitiva en la victoria final.

Todo este rollo viene a cuento de un artículo que leí ayer de Francisco Alcaide: "10 rasgos que distinguen a los ganadores". En esos maravillosos consejos de "coaching": foco, compromiso, aprendizaje, paciencia, resistencia, etc., que parece que llevados a cabo deberían llevar a la victoria, sin embargo, echo de menos uno que me parece mas importante que todos los demás: la suerte. En el caso de Vettel y Webber, la suerte de tener el mejor coche. No creo que sean ellos tan listos como para haber elegido Red Bull sabiendo que en ese equipo había un coche tan bueno que les iba a permitir tener una ventaja de más de medio segundo por vuelta durante todo el campeonato. Simplemente, han tenido la suerte de correr en este equipo este año.
Desde luego, siempre es posible cagarla. Así, Hamilton, a pesar de tener el mismo coche que Button, y mejor que el de Alonso, se las ha apañado para darse de golpes con todo el mundo, y acabar por detrás de Alonso.

Es verdad que lo que ha hecho Alonso tiene mucho mérito, y todo el mundo le admira. Es verdad, pero a pesar de haber hecho todos los deberes, luego los premios y los laureles se los llevan otros.

En definitiva, si quieres tener éxito en la vida, debes de tener foco, compromiso, aprendizaje, paciencia, resistencia, en definitiva, tienes que ser el mejor. Pero además, asegúrate de tener suerte.

5 comentarios:

Temujin dijo...

Eso es una gran verdad, sobre todo en un deporte como la Formula 1. Una pena, pero ya vendrán otros años..

Novicia Dalila dijo...

No sigo de cerca la Fórmula 1, así que, excepto Alonso y Hamilton, que sí les conozco, los demás sólo me suenan... Pero estoy de acuerdo contigo, Rriver, la suerte es un componente importante y a veces incluso decisivo, y a Alonso nunca ha parecido acompañarle...

Un beso fuerte

Rrío dijo...

Temu, Novi: gracias por los comentarios.

Yo entiendo que un "coach" o más castizo, un mentor, tenga el mantra de que los factores fundamentales del éxito dependen de uno mismo.

Pero ese argumento no me gusta, porque empleado a la inversa, es desagradable: si yo no tengo éxito, a pesar de haberlo intentado, es por mi culpa; no he hecho todo lo suficiente.

O sea, culpabiliza a uno mismo del fracaso.

Me recuerda mucho las campañas antitabaco: FUMAR MATA.

De modo que, si soy fumador, me moriré porque fumo (¿y si no soy fumador, no me moriré?)

Un fuerte abrazo a los dos.

Novicia Dalila dijo...

Felices fiestas y un gran 2012 para ti y los tuyos, Rriver.

Un beso muy fuerte

Rrío dijo...

Muchas muchas muchas gracias Novi, yo también te deseo mucha felicidad que te la mereces.

Me gustaría podertelo dar en persona, pero puesto que de momento no es posible, ...

Un beso muy fuerte.

Suscribete a Before the dark