El poder de la mierda



Hace poco me pasaban el siguiente chascarrillo:

Al principio de la humanidad, cuando el hombre fue creado, los órganos vitales del mismo comenzaron a discutir quién sería el JEFE

El CEREBRO expuso:
Yo debo ser el jefe, ya que ordeno el funcionamiento de todos ustedes.

Los OJOS argumentaron:
Nosotros deberíamos ser el jefe, porque guiamos todo el cuerpo.

El CORAZÓN dijo:
Entonces yo debería ser el jefe, porque llevo la sangre para que todos funcionen.

El ESTÓMAGO manifestó:
Yo seré el jefe, puesto que los alimento a todos.

Las PIERNAS dijeron:
Debemos ser jefes, porque transportamos a todo el cuerpo.

Y todos los demás órganos fueron mostrándose a su vez igual de indignados.

Cuando la MIERDA pidió ser jefe, se rieron a carcajadas...

La MIERDA sólo dijo:
Yo seré el jefe...

Y se negó a salir durante
¡¡CINCO DÍAS!!

El CUERPO estallaba.
El ESTÓMAGO reventaba.
Los OJOS se nublaban.
El CORAZÓN agonizaba.
Las PIERNAS temblaban.

Y, entonces, todos gritaron:
¡¡¡Que la mierda sea el jefe!!!

Y,
desde entonces,
cualquier MIERDA
puede ser jefe.

Ayer mismo, fuimos mi chica y yo a tirar un colchón a un punto limpio. Antes, un servicio del ayuntamiento pasaba una vez al mes por casa para llevarse los trastos viejos. Ahora como parte del plan de ahorro (para ellos, que a nosotros ahora nos cobran la retirada de basuras aparte), hay que llevarles los trastos viejos.

Los empleados de los "puntos limpios" (curioso eufemismo para denominar un sitio donde se tira basura) son bastante autoritarios: no sólo te dicen donde tienes que dejar las cosas, sino cómo colocarlas adecuadamente. Algunas de ellas te las tienes que llevar de vuelta, pues no se pueden dejar allí. Los criterios que usan para distinguir si una silla es metal o es mueble son misteriosos.

En Italia, los basureros saben perfectamente de su poder: una huelga de basuras es de las peores desgracias. Llegado el momento, todos claudican ante el hedor.

En este mundo, como muy bien dice el chascarrillo, la mierda ha tomado el poder.

3 comentarios:

Temujin dijo...

Con su permiso, algunos a base de mierda llegan a altos cargos públicos..
Vengo de casa de Dr. Krapps.
Un saludo-

Rrío dijo...

No puedo negar que estamos de acuerdo en este asunto.

Un saludo.

Dr.Krapp dijo...

He experimentado esa misma situación en alguna ocasión en algún punto limpio. Por ejemplo transportando un ordenador por una cuesta empinada hasta llegar al contenedor mientras el encargado no se movía de su garito.

Suscribete a Before the dark