Democracias (1)


Según Esperanza Aguirre, la democracia no tiene apellidos: cualquier apellido que le pongamos, falsea su significado. Sólo hay una democracia auténtica: la que tenemos. Por eso el movimiento "Democracia Real Ya", según ella, es falso.

Claro, que Esperanza cuando dice Democracia se refiere a la suya, a la que le ha dado y le mantiene en el poder. Sólo hay esa democracia, las demás no valen. De modo que negar la alternativa es sencillamente su estrategia para salirse con la suya. Muerto el perro, se acabó la rabia.

Seguramente Esperanza nos toma por tontos.

Mi amigo Caballero Negro acuñó la expresión "La democracia es una estafa moral" para expresar el engaño que se nos intenta colar a todos con esa mágica palabra en la boca, por parte de partidos, medios de comunicación, periodistas, políticos y sus cohortes de seguidores. Con la excusa de que es "democrático" se nos está sometiendo al gobierno de los paletos, de los petimetres, de los mentirosos.

Se nos está estafando, prometiendo que la democracia nos dará un mundo mejor, al tiempo que se usa y manipula como juguete de los juegos de poder de los que los pobres ciudadanos son (somos) las víctimas.

Vivo en el centro de Madrid. Estoy gobernado, en el ayuntamiento con mayor deuda de España, por Gallardón, del Partido Popular. La Comunidad de Madrid la gobierna Esperanza Aguirre, tambien del Partido Popular. Y el gobierno de la Nación lo ostenta José Luis Rodriguez Zapatero, del Partido Socialista (!) Obrero (!!) Español.

En lo que respecta a Madrid, nuestro alcalde hipotecó a la ciudad con una obra faraónica para enterrar la M-30. Una obra tan cara que seguramente no terminará de pagar nuestra generación, y (quizás) la terminarán de pagar nuestros hijos. Una obra que beneficia principalmente a las personas que viven fuera de Madrid, pero que vienen todos los dias a trabajar en la ciudad desde sus chalets o desde los bloques de edificios en las ciudades dormitorios. Justamente los que no la han pagado. Pero la hemos pagado, la estamos pagando, la vamos a pagar, los que vivimos y trabajamos en Madrid, que la usamos más bien poco.

Esta obra además favorece aún más el tráfico rodado, que nos inunda de polución a los madrileños.

Yo vivo tan cerca de mi trabajo que podría ir en bici. Pero aprecio todavía mi integridad física, así que ni lo intento: sería un suidicio. Ese tráfico al que se dedica todo ha consumido los escasos recursos que se necesitarían para crear unos simples carriles bici. Pero claro, las bicis todavía no pagan impuestos, y los coches sí: los ingresos por encima de todo.

Para pagar esta obra y los elevados sueldos de los empleados del ayuntamiento, Gallardón ha multiplicado por tres, cuatro o cinco todo tipo de impuestos o tasas. El paso de carruajes, antes costaba 200 euros a nuestra comunidad de vecinos. De un año para otro, 800 euros. Ahora hay que pagar un nuevo impuesto: tasa de basuras. Incluso se paga tasa de basuras por cada plaza de aparcamiento (ni siquiera tenemos cubo de basura en el garaje). A cambio, antes se recogían los trastos viejos una vez al mes: ahora ya no, hay que llevarlos a un punto limpio.

Las calles de mi barrio, en pleno centro de Madrid, están llenas de baches y grietas. Llevan así años. Hace tiempo, mi chica sufrió un esguince cruzando la calle al meter el pie en una de estas grietas: dos meses con el tobillo vendado y medicinas al canto. La grieta ahí sigue. La miramos con odio al pasar.

También voy a unas clases de baile que organiza el centro cultural del ayuntamiento. No me creeréis, pero este año la calidad de los profesores ha caído tanto que en realidad sabemos mucho mas los alumnos, que llevamos dos o tres años, que los propios profesores. Bueno además a los profesores les entran depresiones y no van a dar la clase, y esos días suelen ser los mejores. Sin profesor, las clases son mucho más productivas.

Y por lo que parece esto va a empeorar más: el pago de la enorme deuda hará que se sigan subiendo los impuestos y empeorando los servicios. Y eso gane quien gane las elecciones, ya estamos hipotecados para muchos lustros.

Me paro aquí por ahora; ya es bastante. Pero pienso seguir: Tengo tal descontento con el bipartidismo "democrático" del PP y PSOE (#PPSOE) que me dará para varios artículos.

Mientras tanto, qué queréis, a tres días de las elecciones, me siento completamente alineado con el movimiento #nolesvotes y con los que están concentrados en la #acampadasol y todos los demás que están haciendo la #spanishrevolution así que desde aquí les envío todo mi apoyo.

PS: Es posible que este artículo influya en el voto de los que lo lean. Ojala. A lo mejor resulta susceptible de ser prohibido por la junta electoral: nada me llenaría más de orgullo.

6 comentarios:

Ah, pues mucho gusto dijo...

Lo dicho, el gusto es mío, por leer el artículo, digo.

Yo también apoyo el movimiento.

Me gusta más la denominación (una de tantas que ha recibido estos días) Movimiento 15-M.

Es emocionante, emocionante de verdad ese movimiento.

Y decir emocionante en estos tiempos es casi un delito, cuando lo que se vende es decir, útil, eficaz, concreto...

Nos hemos vuelto unos cínicos.

Todo lo tenemos que ningunear desde la supuesta superioridad, del "esto no sirve para nada" no hay propuestas concretas, están manipulados...

El poder y sus adocenados quieren quitarnos la simbología, porque es humo, porque no cambia nada, porque es farfalla...

Sin simbología ¿qué demonios nos queda a la población cada vez más desamparada ante la voracidad de especuladores, corporaciones, bancos y de más ralea?

Espero que sigas escribiendo Democracia (2/3/4/5/6/7... hasta democracia 100.0000)

Esto ya no se puede aguantar más.

No podemos consolarnos más con la doméstica supervivencia del "me la suda"

Hay que protestar, hasta que las campanillas de la garganta de tanto indignado las vean en la Antártida.

Ah, pues mucho gusto dijo...

demás ralea, no de más, errata producto de tanta emoción.

Como dicen los chicos, "no somos antisistema, el sistema es antinosotros"

Dr. Krapp dijo...

Me gusta mucho tu entrada y también suscribo el comentario anterior al mío.
Los proyectos faraónicos con sus ideas de futuros paraísos a costa del sacrificio actual de los ciudadanos es un fenómeno enquistado en España después de los fastos del 92. Lo que no se dice es que todas las ciudades que han pasado por lo mismo han tenido que sufrir sus consecuencias, algunas positivas, sin duda, pero la mayoría negativas. El enterramiento de la M-30 es en vistas de la consecución de unos Juegos Olímpicos, no lo olvidemos.
Una vez más ahora que el cristianismo naufraga ostensiblemente, se recupera la falacia del bienestar futuro a través del sacrificio presente. Todos seremos mejores si tenemos unos Juegos Olímpicos y el mundo se abrirá a nuestro paso. Una mentira más para alimentar a esa gran bestia insaciable llamada esperanza.
Hay una cosa en la que difiero contigo, la gente que se ha ido de Madrid lo fue en muchos caso obligada por las circunstancias dado el nivel de especulación urbanística, el precio insostenible de la vivienda, y la imposibilidad de llevar una vida medianamente digna en esa megalópolis desquiciada en que se ha convertido la Villa y Corte.

Rrío dijo...

Yo también me emociono al leer vuestros comentarios. Son comentarios de los que se leen una y otra vez porque cada vez descubres algo nuevo, un matiz o una expresión.

Con respecto a lo que está pasando, que ahora explota en torno a esta desgastada palabra "democracia" es en realidad de mucho más calado.

Se refiere a un modelo de vida y de sociedad no sostenible, basada en un imposible crecimiento perpetuo e idiota, en un economicismo a ultranza, donde las antiguas creencias en los dioses, y religiones de todo tipo, se han trasladado por la adoración a los "mercados".

Sí, seguiré contando mis reflexiones "democráticas", quizás envalentonado por ver que lo que está pasando, me llega al corazón y que mucha gente lo siente como lo venía yo sintiendo hace tiempo.

Un abrazo para ambos.

Novicia Dalila dijo...

Eso es lo malo de la democracia mal entendida. Que cada uno tiene la suya. Lo difícil es encontrar la que se ajusta más a la tuya, aunque no encaje perfectamente.
Buen post, Rriver

Un beso y buen finde

Rrío dijo...

Novi, dicen que la democracia es el menos malo de los sistemas de gobierno.

Pero el problema es cuando no todos entendemos lo mismo por democracia.

Para algunos (para muchos) políticos, la democracia no es un sistema de gobierno social, es un medio de vida.

Un negocio.

El problema no es que cada uno tenga la suya, sino que la de algunos es un medio para vivir a costa de los demás. Y los demás somos nosotros.

Este no es el único país en el que hay gente que intenta vivir a costa de otros en lugar de hacer un trabajo útil. Pero sí es el único que yo conozca en que lo consiguen manejando la gastada palabra "democracia" y encima pretenden tener mayor altura moral que el resto.

Besos y que usted lo vote bien.

Suscribete a Before the dark