El caso Juan Español (I: primeros años)

Juan Español nace en Madrid, mediados los 50, en el seno de una familia trabajadora. Su padre, segundo de doce hermanos, ha tenido que emigrar del pueblo y se ha venido a Madrid, sin estudios más que de una escuela que tuvo que abandonar a los 8 años para cuidar ovejas y cerdos, uno de los múltiples trabajos de campo que haría.

Así que Juan, desde pequeño, sabe lo que es ver a su padre trabajar y trabajar, para labrarse un futuro, para él y para su familia. Afortunadamente, aunque su padre trabaja de lunes a sábado, su madre no, por lo que está bien atendido, él y sus dos hermanos menores, Pedro y Mercedes. Junto con su abuela y tíos, viven en un piso de 70 metros, un poco amontonados, pero felices.

María, en cambio, coetánea de Juan, nace en el seno de una familia acomodada. Fué la tercera de siete hermanos. Su padre, militar, hijo y nieto de militares, participó en la guerra, en la que ascendió rápidamente. Así que, desde que ella recuerda, a su madre siempre le ayudaron en casa, o bien una "chacha" y una cocinera, o, en la época en la que la familia tenía que vivir en cuarteles, los propios soldaditos de reemplazo hacían las labores de la casa.

Lo malo era que a su padre le cambiaban de destino cada pocos años. Así que, junto con sus seis hermanos, toda la familia tenía que recoger los bártulos y hacer mudanza, en ocasiones incluso al extranjero. Con el tiempo, el militar Francisco y su esposa Dolores se cansaron de acarrear familia y fueron dejando poco a poco a sus hijos en internados, ellos militares, ellas de monjas.

Quien más, quien menos, todos los hijos del militar sacaron carrera. Bien es cierto que algunos de ellos con más dificultades que otros, sobre todo "los del medio" pues eran los que más tiempo pasaron en internados, y esa experiencia parece que no les ayudó demasiado a forjarse un carácter estable y menesteroso.

En cambio, Juan, y por expreso deseo de su padre, que siempre quiso estudiar pero no pudo, entró en la universidad, en una difícil carrera de ingeniería. Su hermano y hermana pequeños no tuvieron tanta suerte. Pedro, cuando acabó el bachillerato, fué llevado al taller de su padre, con el destino declarado de asumir con el tiempo el negocio familiar. Mercedes terminó estudiando una Maestría que le permitió al poco tiempo encontrar un trabajo.

Los primeros años de carrera de Juan no fueron fáciles, pero su capacidad de trabajo y mediana inteligencia le permitieron superar sin agobios curso tras curso hasta el final. Habiendo pedido prórroga por estudios, el año que terminó la carrera entró en sorteo de los quintos y en tierras castellanas cumplió su deber militar.

Juan y María se encontraron por casualidad en una fiesta universitaria, allá por finales de los 70, donde él hacía de pinchadiscos. Entonces empezó una relación que se haría más fuerte en la época en que Juan, terminada su carrera, esperaba su incorporación a filas.

Button, Webber, y Alonso

El pasado domingo, en Interlagos, Brasil, Vettel se proclamó campeón del Mundo. La victoria de Vettel no es noticia: simplemente es el mejor piloto con el mejor coche.

Fernando Alonso, en cambio, partía en la tercera posición del mundial, con posibilidades de alcanzar la segunda posición. Button defendía esa segunda posición, mientras que Webber a su vez, cuarto, aspiraba a alcanzar los puntos suficientes para rebasar a Alonso y quedar tercero.

Durante la carrera, pareció que Alonso podía vencer a Button, de hecho fué por delante de él gran parte del recorrido, pero al final Button le adelantó. Por su parte, Webber, que estaba segundo en la carrera, recibió el favor de su compañero de equipo, Vettel, quien se dejó adelantar para que Webber quedase primero en la carrera y tercero en el mundial.

Al final, todo el mundo alaba a Alonso, a su calidad como piloto, a su fuerza y a su pundonor, pero al final, los que se llevan los premios son otros. Está claro que Alonso no tiene ni el mejor equipo ni el mejor coche, de modo que por muy buen piloto que sea, esa desventaja es definitiva en la victoria final.

Todo este rollo viene a cuento de un artículo que leí ayer de Francisco Alcaide: "10 rasgos que distinguen a los ganadores". En esos maravillosos consejos de "coaching": foco, compromiso, aprendizaje, paciencia, resistencia, etc., que parece que llevados a cabo deberían llevar a la victoria, sin embargo, echo de menos uno que me parece mas importante que todos los demás: la suerte. En el caso de Vettel y Webber, la suerte de tener el mejor coche. No creo que sean ellos tan listos como para haber elegido Red Bull sabiendo que en ese equipo había un coche tan bueno que les iba a permitir tener una ventaja de más de medio segundo por vuelta durante todo el campeonato. Simplemente, han tenido la suerte de correr en este equipo este año.
Desde luego, siempre es posible cagarla. Así, Hamilton, a pesar de tener el mismo coche que Button, y mejor que el de Alonso, se las ha apañado para darse de golpes con todo el mundo, y acabar por detrás de Alonso.

Es verdad que lo que ha hecho Alonso tiene mucho mérito, y todo el mundo le admira. Es verdad, pero a pesar de haber hecho todos los deberes, luego los premios y los laureles se los llevan otros.

En definitiva, si quieres tener éxito en la vida, debes de tener foco, compromiso, aprendizaje, paciencia, resistencia, en definitiva, tienes que ser el mejor. Pero además, asegúrate de tener suerte.

Cómo saber que estás entrando en una organización endogámica


  1. Cuando entras, nadie te cuenta nada. No hay manual de usuario ni curso de bienvenida. Te enteras de cómo funcionan las cosas "preguntando al de al lado".
  2. Cuando quedan plazas libres, existe un procedimiento especial de promoción interna que no se publica, sólo pueden solicitarlo las personas que ya están en "la casa".
  3. Los ascensores y los urinarios son los sitios donde se averigua de verdad lo que "se cuece" en la organización. 
  4. Las notificaciones "oficiales" de las cosas que están pasando no llegan o llegan siempre tarde, cuando todo el mundo ya sabe de qué va el asunto.
  5. Por los pasillos, se cuentan historias del año de maricastaña.
  6. Las estructuras organizativas son puramente teóricas y decorativas. A la hora de la verdad, cada uno llama directamente "al que se ocupa de esto o de aquello", sin molestarse en recorrer "la vía jerárquica".
  7. Una serie de personas te dan consejos (cuando no órdenes) de cómo debes hacer tu trabajo, pero no son tus jefes y ni siquiera trabajan en tu mismo departamento.
  8. Se convocan reuniones "por sorpresa" a horas intempestivas y sin tiempo material para acudir a ellas. Se convocan por correo electrónico, sin mas avisos, con un par de horas de antelación. No hay orden del día.
  9. Se da la coincidencia de que hay muchos "hermanos", "hijos", etc. que trabajan en la misma organización.
  10. Se da la coincidencia de que se contrata a menudo, de forma externa, a personas que anteriormente trabajaban para la organización, de forma interna.
  11. El presupuesto de unas unidades es gastado por otras.
Corolario: si tienes la desgracia de caer en una organización endogámica, yo que tu empezaría a buscar cuanto antes la forma de salir rápidamente de allí.

Twitter trendig topics forever

 El Jueves 
 Introducir tu guerrero de cabeza púrpura en su titilante púding de amor
 Dr. Paradigma ✔ 
Introducir mi voluptuoso falo debido a la intrusión d sangre en sus cuerpos cavernosos en tu oquedad cárnica endometrial 


 Ferri lopez 
 Remojar el pincel del deseo en tu rebosante bote de pintura.
 Julito el trujas 
 
 María preparaté que esta noche te voy a echar 5 polvos!! Tu sólo?(responde maria) No cariño, yo y otros 4 amigos más!!
 Julito el trujas 
 
1chiste  2Amigos en 1 bar y le dice 1al otro:tu mujer grita mucho en la cama?Este rsponde:si,xq? Xq se la oye desde aqui!


 Ferri lopez 
 Mantener erguida la batuta hasta extasiar a la Filarmónica.
 Julito el trujas 
 
 te vas a quedar tan a gusto cuando te eche el polvo que lo primero que harás será contarselo a mamá!
 Miguel Ángel Rdgz 
Alguien está echando un polvo en la clase de al lado y las sillas no están engrasadas, es la única explicación... 
 Thabeat 
Carla Bruni teme "no tener suficiente leche"  
 El Jueves 
 Hacer una guarrerida española
 Alejandro Méndez 
darte lo tuyo y lo de tu prima 
 Miguel Ángel Uriondo 
No puedo resistirme a los  que propone: Jugar en modo cooperativo
 Dr. Paradigma ✔ 
Tropecé y me quedé atrapado en un agujero, saltaba y saltaba, pero no lograba salir. Finalmente, vomité de tanto salto. 
 Berbe 
Darte de lo tuyo y de lo de tu amiga, por si no se deja. 
 Ferri lopez 
 Lanzar a Dertycia a perforar la meta rival.
 Jorge Iglesias 
 Enchufarte el pendrive hasta la empuñadura.
 El Jueves 
 Dar bambú
 Antoni Villalonga 
 Pasar a máquina. (Chiste: Niño, dile a tu madre que lo que tenia que pasar a máquina, ya lo he pasado a mano)
 José María 
 "¿Tu te lo quieres pasar jamon conmigo niña?"  
 Javi G Moya 
 Pelar la pava
 Javi G Moya 
 Estudiar anatomía
 José María 
 "guarrerida sersuar" 
 Esteban QC 
Como diría Burlesconi: bunga bunga : 
 Adis 
 Echarse la siesta
 Carlos Jiménez 
 rebentar los muelles de la cama; desestresarse mutuamente; pagar una deuda...
 El Jueves 
 Meterla en salmuera
 Jorge Acosta Sánchez 
 Bunga Bunga. Berlusconi dixit.
 La LP 
 nos vamos a echar la siesta...
 Víctor Rico 
@ 
 Hacer ñiqui ñiqui 
 José María 
 tralarí tralará
 El Jueves 
 Hacer la caidita de Roma
 El Jueves 
 Hacer ñogo ñogo

Suscribete a Before the dark