El camellero (ii)


Los animales estaban extenuados y los hombres cada vez más silenciosos. El silencio era más terrible en el transcurso de la noche, cuando un simple relincho de camello -que antes no pasaba de ser un relincho de camello- ahora asustaba a todos porque podía ser una señal de invasión.

El camellero, no obstante, no parecía estar muy impresionado con la amenaza de guerra.

-Estoy vivo -dijo al muchacho, mientras comía un plato de dátiles en la noche sin fogatas y sin luna-. Mientras estoy comiendo, no hago nada que no sea comer. Si estuviese caminando, sólo caminaría. Si tengo que luchar, será un día tan bueno para morir como cualquier otro.

Porque no vivo ni en el pasado, ni en el futuro. Tengo sólo el presente y sólo él me interesa. Si puedes permanecer siempre en el presente, entonces serás un hombre feliz. Percibirás que en el desierto existe vida, que el cielo tiene estrellas, y que los guerreros luchan, porque eso forma parte de la raza humana. La vida será una fiesta, un gran festival, porque consiste únicamente en el momento que estamos viviendo.

Paulo Coelho
El Alquimista

7 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

Siglos enteros diciendo eso y los mismos siglos sin poder conseguirlo.

Rrío dijo...

Si las arenas del desierto hablasen...

Novicia Dalila dijo...

Éfectivamente, el camellero era hombre, y como tal, no podía hacer más de 1 cosa a la vez (comer, dormir, caminar....) :P:P
ES BROMA

Es dificilísimo vivir sólo en el presente. El pasado existe y nos condiciona, aunque sí podemos decidir u optar si positiva o negativamente...
El futuro existe en el momento que lo pensamos, pero para mí mucho más fácil obviarlo que el pasado. Me preocupa más el futuro de mis hijos, por ejemplo.

Un beso, Rriver

Rrío dijo...

Gracias Novi, por el piropo, que haces a los hombres en general (particularizado en el camellero).

A veces tenemos la tentación de hacer tantas cosas a la vez que no disfrutamos de ninguna de ellas de verdad.

En el blog de Krapp, Atalaya ha dejado un comentario con una cita de "El Principito", cuando se encuentra con el comerciante que vende pastillas para apagar la sed y ahorra los minutos perdidos en beber (unos 53 minutos por semana):

"Si tuviera cincuenta y tres minutos para gastar, se dijo el Principito, yo pasearía tranquilamente hacia una fuente…"

A la vista de tu segundo párrafo no tengo más remedio que volver a citar al camellero:

- El pasado no existe: sólo existen los recuerdos.

- El futuro no existe: sólo existe el deseo o el miedo. El resto son construcciones que sólo están en tu cabeza.

Cuanto más creas que existen el pasado y el futuro, más sufrirás. (algo por otra parte muy humano)

Te voy a poner un ejemplo: si juegas a la lotería, la ilusión te hace pensar en lo que vas a disfrutar si te toca el premio gordo. Ilusión engordada por toda la parefernalia mediática de la firesta que organizan cuando toca el premio.

Pero como es lógico, cuando te das cuenta de que no te ha tocado, te desilusionas y sufres.

Se puede aplicar a todas las expectativas humanas. También a las que pones sobre tus hijos.

Incluso el pasado se vive en términos de espectativas frustradas: se sufre por lo que pudo ser y no fué, por lo que yo debería haber o no haber hecho, o por lo que los demás deberían o no deberían haber hecho.

Todo sufrimiento inútil, salvo que seas masoquista.

Lo que hay que hacer en cada momento es hacer lo que creas conveniente según tu leal saber y entender, trabajar para el futuro, trabajar para tener "la buena suerte".

Y luego, salga bien o mal, lo anotas, lo tienes en cuenta para la próxima vez, y sigues adelante.

Novicia Dalila dijo...

¡¡Gracias, maeztro¡¡¡ :P

La teoría es fácil... La práctica, lo que dice Krapps, puede llevar siglos. Pero bueno, podemos empezar a intentarlo en esta vida y lo mismo dentro de 7 ya hemos avanzado algo....

Un beso, Rriver

Rrío dijo...

Nos hemos cruzado comentarios, Novi.

Tienes toda la razón.

Un beso.

Iris dijo...

Según lo que acabo de leer soy una mujer feliz. Siempre vivo el momento. El ayer ya pasó y el mañana no sabemos como será.

Un beso multicolor y feliz fin de semana

Suscribete a Before the dark