Lamentos (i)


Qué triste es,
cuando la persona a la que has dado todo tu amor,
te lo devuelve en forma de odio.

3 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Espero que no sea autobiográfico....

Un beso, Blacky

Anónimo dijo...

Dicen que del odio al amor y viceversa hay sólo un paso, de hecho es minúsculo el hilo que los separa en el cerebro.

Pero prefiero el odio que la indiferencia... Como dice la canción:
"Si tú me odias
quedaré yo convencido
de que me amaste mujer
con insistencia.
Pero ten presente
y de acuerdo a la experiencia
que tan sólo se odia
lo querido."

Me uno a mi parcera, confío en que no sea autobiográfico, pero de ser así, recuerda que todavía quiero ponerme al lado, encima o debajo de tu cañón...

Besos borrascosos

Caballero Negro dijo...

Ah, pero, ¿es que a vosotras no os ha pasado?.

El viejo dicho popular que más se acerca es "Quien bien te quiere te hará llorar".

Muy interesente y aguda la reflexión, pero algo escurridiza. Te la doy la vuelta, Stormy: yo prefiero la indiferencia, y que me dejen vivir en paz, que para buscarme problemas ya me valgo yo sólo, sin necesidad de que me los busquen.

Y además porque en toda guerra hay daños colaterales... y hasta ahí puedo contar.

Y ya vale que no va en mi estilo divagar tanto... eso es cosa de mi alter ego.

Para refrescar pondré otra "brevería", también sobre ellos y ellas, profunda aunque no lo parezca.

Besos a dúo.

Suscribete a Before the dark