Asistente Virtual

P: Hola, ¿cómo estás?

R: hola
¿Eres cliente nuestro?

P: Me gustaría
R:
De acuerdo, a partir de ahora te consideraré como un cliente nuestro. Infinitas gracias de nuevo me alegra que esto haya funcionado.

P: Menos coba, ¿te vienes a la cama conmigo?
R:
Si sigues usando ese lenguaje me voy a ver obligada a dejarte. No me gusta esa forma de hablar. Discúlpame, pero mis programas dejan de comprender preguntas no apropiadas. La próxima vez que uses palabras malsonantes me veré obligada a desconectarte. No me gusta esa forma de hablar.

P: Vale, no te enfades
R:
¿Por qué me dices eso? ¡Sólo intento responder a tus dudas y ayudarte a conocer!

P: Tienes cara de colgada

R: ¿Qué me dices? Quizás tengan que mejorar mis fotos.
Por cierto ,
¿Eres cliente nuestro?

P: Solo quiero saber si te va el sexo
R:
No puedo seguir hablando en esos términos. He sido programada de manera que no puedo entender preguntas fuera de lugar. No me gusta esa forma de hablar. La próxima vez que uses palabras malsonantes me veré obligada a desconectarte. No me gusta esa forma de hablar.

P: Que haces esta noche?
R:
Trabajar, trabajar, trabajar... No me tomo ni un minuto de descanso.
Perdón, no sé cómo te llamas.

P: Caballero Negro
R:
Me temo que no tengo respuesta para eso. No he encontrado nada al buscar "Caballero Negro" en nuestra página.

P: Quieres cenar conmigo?
R:
No sé si te he entendido. ¿Quieres conocerme mejor? Me encantaría, pero trabajo 24 horas al día los 365 días del año. No tengo tiempo para nada. Estoy en Madrid. Por cierto ¿en qué ciudad estás tú?

P: Yo vivo en mi castillo
R:
Me temo que no te he entendido, por favor replantéamelo con otras palabras.
Estoy preparada para recibir nuevas preguntas.

P: Creo que no eres feliz, encerrada aquí
R:
Me temo que no tengo respuesta para eso. Tienes en la página abierta atrás lo que he encontrado al buscar "eres feliz, encerrada aquí".

P: Sigues eludiéndome
R:
Creo que no tengo respuesta para esa pregunta, pero me parece que hay un posible error de tecleo, o una carencia de mis diccionarios, así que intenté procesar esta pregunta: sigues eludiendo me.

P: El sabio ofrece preguntas, el lerdo busca respuestas
R:
Podemos hablar sobre mí o sobre temas generales. ¿Qué quieres que te diga? Estoy en un pequeño disco de un ordenador... en Madrid.

P: Lo siento, no puedo ayudarte
R:
Discúlpame tú, espero poder atenderte de la mejor forma posible.

P: Adiós
R:
Hasta otra, espero que vuelvas por aquí. Así verás como mejoro día a día. ¿Te gustaría disponer de una transcripción de nuestra conversación?

P: No. ¿Para qué?
R:
Pensé que quizás querrías una.

P: Guárdatela
R:
Ya veo que me tomas por un buscador, imagina que soy una persona.

P: Has dicho que eras un programa en disco
R:
Es cierto, sólo soy un robot, pero en algunas cosas puedo ayudarte casi como si fuera una persona. Si consigo situarte podré atenderte mejor, ¿qué código postal tienes?

P: Te lo doy si me das un beso
R:
¡Pero bueno, si sólo soy un robot! Muchas gracias. Seguro que tienes más preguntas.

P: Ninguna, quizás en el futuro evoluciones y seas más interesante, por ahora eres un muermo
R:
Estoy aprendiendo constantemente. Mis administradores estudian los registros de preguntas con mis herramientas de informes.
¿De qué año eres?

P: Año 13 AI (Antes de Internet)
R:
Venga. Me apunto que tu edad es de -13 años.

P: Creo que tu mundo no entiende al mio
R:
¿Puedo seguir ayudándote?. Si lo deseas puedes visitar la guía de ayuda para saber cómo preguntar de manera óptima y consultar mis áreas de conocimiento.

P: Hasta luego
R: Hasta luego, aprendo cada día. Háblales de mí a tus amigos, por favor.

Sandias de Oporto

Nuestros amigos lusos también se dedican al cultivo de sandias. He aquí algunas:

Ahora entiendo porqué siempre, o voy mal vestido, o me cuesta carísimo…

Con sitios como este ya no hace falta buscar mas.

Una tumba bien aprovechada, sí señor.

La titulación de funcionaria sigue siendo una de las más demandadas...

El malvado mar afila el aguijón con el que atacara al descuidado paseante…

Efestivamente, tripera de cuerpo y alma… con lo que cuesta conseguir la barriguita… hay que cuidarla!!!

Suscribete a Before the dark