Sandías de marzo


Atención: cuando el gato cambia de acera, hay que usar el paso de cebras. Es más seguro.



Vaya, hombre. ¡Con lo que me gusta el pan caliente de nevera!


Cuando, en mi próxima reencaración, sea poeta, también quiero un mausoleo como éste.


Sólo el personal no autorizado puede pasar. En cambio el personal autorizado, de ningún modo.

2 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Hay cada uno por ahí....
Yo tenía en algún sitio un mail con cosas de estas. A ver si tengo tiempo y lo busco para ponerlo en mi keli.

Te echaba de menos, Blacky.
Un beso

lisebe dijo...

Ay con lo pachucha que estoy como me has hecho reir!!!! Caballero.

Hay que ver lo que corre por ahí..

Que risa por dios,hoy me hacia falta!!

Besitossssssss

Suscribete a Before the dark