Momentos before


Esa noche dormí mal. El día anterior me dieron la noticia del ascenso de mi ex-jefe. Caguenlá!. Si hubiese estado con él, a lo mejor hubiese ocupado su puesto. O a lo mejor no. Pero lo peor de todo fué perder esos minutos de sueño, encima en un día de fiesta. 

Así que remoloneé en la cama todo lo que pude, hasta que me volví a dormir. A las diez me desperté, y decidí que de todos modos el día tenía arreglo. Me duché y me bajé a la cocina.

Para levantar a mis dos cachorros me puse a hacer tortitas, y luego grité !TORTITAAAAAAS! EL ULTIMO SE QUEDA SIN ELLAS!. Al aroma de la sartén bajaron raudos. La mantequilla se derritió sobre la tortita y sobre ella la mermelada de arándanos. Ese fué el primero de los momentos before del día.

Cuando estaba en la habitación de mi hijo pequeño reemplazando la bandera española por un poster de SKA-P sonó el teléfono. Una amiga, que no me llamaba desde hacía tres años. Me olí la tostada. Angel, nuestro amigo pintor, tenía un cancer de esófago y se lo tenían que quitar too toito too. Joer que palo.

En fin entre lo malo dos buenas noticias: que me había llamado la amiga ésta después de tanto tiempo y que después de todo no era yo el que tenía que pasar por el quirófano. Cuando un tiro te pasa cerca y no te da, como que te alivias un poco. Desde luego ese dia ya empezaba a tomar un verdadero sabor a before the dark

Bueno me enfrasqué en la lucha de conseguir que se vistieran los dos "sacos de hormonas con patas" y convencerles a la vez de que no era día para jerseys, y de que había que rebuscar bien en el fondo del armario, descartar las camisas que ya se habían quedado pequeñas y las que se guardaron con un lamparón el verano pasado.

Dos horas más tarde conseguí que salieran por la puerta. Me arreglé a conciencia, me cogí mi botella de Marqués de Cáceres y salí para casa de Claudia, donde me esperaba para saborear una suculenta comida mejicana y otras cosas tanto o más sabrosas.

Después de la comida la besé y me besó y después tuvimos otro maravilloso momento before del día. Casi recuerdo aún el olor, el sabor y nuestros gemidos. Hmmmm...

La tarde aún estaba maravillosa, una primavera adelantada. Salimos a pasear y llegamos a un parque. Nos tumbamos al sol en la hierba, mientras charlábamos. Poco a poco el sol iba cayendo entre los pinos. Al darnos la sombra nos levantábamos y buscábamos otro trocito de sol. Cada nuevo viaje en busca del sol era sin duda un momento before. Todo el mundo se había dado cita allí, al parecer, pero había una calma y una parsimonia completa que acompañaban los trinos silbos y cantos de los pájaros escondidos.

El sol huía cada vez más aprisa. El cielo amarillo se volvió rojo, Luego lila. Nos sentamos en un banco viendo como iba cambiando el color poco a poco. Momento before.

Dejé a Claudia en su casa, y volví a la mía. Mis hijos llegaron al poco, primero uno, después el otro. Echamos unas partiditas de ping-pong. Momento before. El mayor me ganó. Ya no por jugar mejor sino porque supo controlar los momentos críticos del partido. Madurez. En cambio el pequeño, que también jugó bien, se lanzó a tumba abierta en los momentos claves del partido. Ya aprenderá.

Cenamos y vimos la tele. Encendí el portátil con idea de escribir algo y pensé: ¿Qué mejor que escribir todos los momentos before que he tenido hoy?

3 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

No hay nada en esta vida como los momentos "before" y sobre todo, ser consciente de ellos a tiempo presente, no pasado, como pasa muchas veces.
Enhorabuena por ese día maravilloso...

Un beso, Rriver

Rrío dijo...

Novicia, sé muy bien que tú también sabes apreciar bien esos momentos.

No hay porqué esperar al mañana. El hoy puede ser maravilloso.

Un beso para tí también.

Borrasca dijo...

Rrío me encanta tu naturalidad para decir las cosas, contagias alegría y ganas de vivir intensamente la cotidianidad.

Si hubiera sabido antes algún regalito te mando, pero en fin, baste con mi felicitación y la imagen que ya dejaste para ti.

FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!!!!!!!!!!

Besos borrascosos

Suscribete a Before the dark