Refranes de mi pueblo (i)

4 comentarios:

Félix dijo...

Creo que has captado perfectamente el matiz melancólico de la sabiduría popular. Tu elección es precisa, intencionada, nos lleva a otros paraísos en los que aprender, ya no sólo es un objetivo secundario, sino que se convierte en raíz y esencia, en algo consustancial, etéreo, plural, etc.
Hemos andando demasiado, tenemos que rendirnos a los pies de este pequeño borriquito, mitad Platero, mitad agente de seguros.
Espero que todos los comentarios estén a la altura y te motiven a continuar tu labor investigadora.
Te dejo un humilde refrán que con toda seguridad todavía no tienes en tu colección:
“Quién a buen Félix se arrima buen comentario se lleva”

Anónimo dijo...

Me da mucho que pensar.
Gracias.

Anónimo II dijo...

Ja,ja,ja,ja,ja (no me gustan ¿las sonrisas? XD)

Como usted no pica, voy a ver si acierto picando yo.

Primero, me intriga si… ¿Tiene alguna intención oculta el refrán?

Compruebo que en el enunciado hay dos partes que tienen dos enlaces, y ambos llevan a sendos blogs de una visitante asidua suya, uno a una antigua residencia y otro a la habitual. (no los quite ahora)

Bueno, no sé que miembro de la Trinidad -ahora de piedra- antes de carne y hueso (un tanto avejentada pero carne y hueso al fin y al cabo) es el más agudo, si el que firma el post, el que comenta, o ese anónimo tan lacónico que se retira a pensar.

Yo me sabía un cuento sobre un burro con el que su dueño quiso experimentar su resistencia sin darle de comer…

¿También aprendió una lección? Y después se lamentaba: “Vaya, ahora que lo tenía acostumbrado a no comer, va y se muere…”

Sigan investigando los tres (si son tres) que como bien dice el comentarista: Arrimarse siempre es aconsejable para llevarse algo, sea 1 sombra, 1 comentario, o en mi caso unas risas.

No sólo de reflexión vive el hombre, aunque yo añadiría no sólo malvive.

Me ha dado mucho que reír.

Gracias.

Novicia Dalila dijo...

Se le ve triste al animalito, no??? Pobre

Suscribete a Before the dark