¿Porqué escribir en un blog?


A veces Novicia se pone nerviosa, y nos dá un toque "¡¡¡Chicos, o le dais movimiento a esto, o va a parecer abandonado y os van a entrar a saquear¡¡¡. Que se os echa de menos. Un tribeso". Es la primera vez que me dan un tribeso. "Un tribeso sabe a triqueso" diría el convenientemente modificado dicho popular.

Mi sicólogo, de la escuela del "análisis transaccional" diría que escribir en un blog se origina por la búsqueda de caricias. Tales caricias no son sino los comentarios que los lectores interesados dejan, a veces con acertadas opiniones, a favor o en contra de lo expuesto en el artículo, otras veces meros toques de atención, y otras verdaderas memeces, como las que pone Martoñi, que mas parecen spam que auténticos comentarios.

Si fuera por ello, Novicia Dalila debería de haber entrado ya en un auténtico éxtasis sensitivo-emocional, dada la enorme abundancia de caricias que desencadena cada uno de los artículos que escribe. Bien es cierto que por cada caricia recibida, ella devuelve siempre y religiosamente la correspondiente caricia de cortesía, con exquisito amor y cariño, que a veces se me antoja demasiado efusiva como para poder seguir ninguno de nosotros su ritmo acariciador.

En la otra banda, Félix (aka Faroni) decidió prescindir de caricia alguna. Esta estoica decisión le llevó a cortar de raíz los comentarios en su Blog, que sin embargo prosigue una parsimoniosa aunque fructífera andadura, desgranando poco a poco algunas de las mil y una facetas del mundo del jazz.

Obviamente no puede hablarse en este caso de una motivación basada en la recompensa de la interacción. Y no es porque le faltasen interacciones, que dichas quedan, y con prolífica abundancia, en aquellos artículos en los que las permitió. Por ello ha de hablarse de auténtica y genuina locura obsesivo-compulsiva en torno a esa inquietante e inclasificable música: "Si no sabes lo que es, entonces es Jazz". 

Así, en este caso se podría hablar de una de las más genuinas utilizaciones del blog en el sentido de diario: un personal cuaderno de anotaciones que casual o intencionalmente resulta expuesto a los demás simplemente como lo que es: un conjunto de breves relatos cuya principal relación entre ellos es su nexo cronológicamente ordenado.

Lisebe, en cambio, usa el blog como un medio de experimentación. Se diría que intenta no repetirse, ni en la forma ni en el fondo. No faltan historias personales, como tampoco citas históricas. Hay fotos, hay vídeos, hay música. Un poco de todo. Diría yo que ella desarrolla en el blog su curiosidad y sus ansias de descubrir el mundo. 

Bueno y a todo esto, ¿y yo?. Pareciera que me estoy escaqueando, pero no es así, y os contaré cómo. Una ex-amiga (a este paso voy a acabar anteponiendo el prfijo "ex" a todo: ex-jefe, ex-exposa, ex-amiga) me reprochaba una supuesta obsesión de los hombres por el tamaño: en su comentario, mi recompensa por escribir en el blog resultaría obtenida por el simple contador de visitas, un contador en el que "cuanto más, mejor" me sentiría henchido de satisfacción al vigiliar cada día los hits y los pages visited y los unique visitors crecientes dia a día.

En mi descargo diré que si mirais las estadísticas de éste humilde blog veréis que con cansina insistencia se repiten dia a dia, semana a semana y mes a mes con ligeras variaciones. Tampoco se puede decir que mi recompensa sean esas caricias en forma de comentario, que sin embargo esta pequeña troupe de seguidor@s no duda en otorgarme. Ni, por último, tengo una obsesión a la que dedique fundamentalmente mi vida, o al menos esa parte de la pirámide de Maslow que ocupa el pequeño margen disponible para la autorealización personal.

Hubo razones para el origen de este blog, que ya explique en los primeros artículos: la lucha contra el vacío, ese amenazante vacío que nos espera, tarde o temprano a todos. La exorcización de esa oscuridad me impulsa en primer lugar a escribir, como impulsaba al pianista a tocar, o como impulsaba a los danzarines del barco del pianista a bailar, bailar, porque pareciera que "si bailas no puedes morir, y te sientes Dios."

Es esa misma esencia lo que anima el viejo dicho sobre lo que un hobre debe hacer en su vida: "escribir un libro, plantar un arbol, tener un hijo". O sea trascender, o al menos intentar dejar el mayor rastro posible.

Siguen siendo razones que animan en el fondo a la mayoría de los escritores de blogs que frecuento.

Bueno, y después de este anti-meme, donde he tenido la osadía de intentar adivinar los motivos por los que escribís en vuestro blog, ¿tenéis algunas razones que podáis aportar en vuestro descargo?.

14 comentarios:

Dr.Krapp dijo...

Lo tenía a usted demasiado olvidado, caballero y no por causa de mi estilo algo árido y poco dado a los elogios y las caricias. Simplemente se me pasó. No hay otra justificación posible.
En esta entrada realiza una interesante reflexión sobre lo que es un blog y las recompensas que necesitan sus autores para mantener la llama de su creatividad. Es cierto, todos necesitamos esa caricias que provoca el saber que alguien se ha molestado en escribir en algo tuyo. Sin embargo y hablo a título meramente personal, todavía aún siento más felicidad cuando ese montón de palabras asociadas a una imagen o a un enlace musical, de repente cobren una coherencia inusitada al verlas por primera vez publicadas en la entrada correspondiente. Esa es una sorpresa que todavía no soy capaz de soslayar.

Novicia Dalila dijo...

Yo es que soy de Madriz, GATA a todos los efectos, igual lo de las caricias mías viene de ahí...

Contestaré más tranquilamente cuando pueda, aunque te adelanto que, en la parte que me toca, respondo siempre a los comentarios (más o menos cariñosamente, según me de en ese momento o según me caiga el comentarista) pero siempre respondo porque me parece que si alguien tiene a bien perder el tiempo comentando algo que yo haya escrito, se merece como mínimo que yo le haga saber que lo he leído y mi opinión al respecto. No busco el aplauso popular, si es eso lo que has insinuado... Ni mucho menos. Escribo simple y llanamente porque necesito hacerlo. Sacar mis cosas, por desahogo, por tener otra perspectiva de lo mío... o expongo temas que me parecen interesantes, que me encuentro por la red, o que leo en otros sitios, sin más, porque me interesa saber puntos de vista y opiniones...
No sé. Yo no tenía ni idea de lo que era esto hasta hace 6 meses. Ni idea. He conocido cosas parecidas y desde siempre he tendido a comunicarme. De la manera que sea. Lo necesito.
Yo no miro las estadísticas del convento. Nunca. Me dan igual.
Y sí, me paso por aquí de vez en cuando, igual que hago con los blogs de otra gente que me interesa, a los que considero amigos, dentro de las limitaciones que tiene este medio. Y voy y les dejo un comentario diciendo o queriendo decir: "Oye, que he estado aquí, que se te echa de menos, ¿estás bien???".. Esa es mi intención con esas notas...
Los tribesos eran porque aquí, oficialmente, sois 3,no??? :P
Y no sabes a queso. Saben a lo que más te guste


Un abrazo

Anónimo dijo...

A mí lo que me sorprende es la cantidad de explicaciones que necesitamos para todo. Todo tiene que tener un fin, una meta. No aceptamos el “sinsentido - sin motivo”, por más que sea ese, en esencia, el significado de la existencia misma.

Tal vez deberíamos pensar que si los blogs han proliferado tanto se debe sencillamente a que la comunicación oral resulta insuficiente (al menos para muchos).

La comunicación virtual, al utilizar básicamente la palabra escrita permite una concentración mayor al no tener distracciones del entorno. Eso siempre es una ventaja, ya que no hay riesgo de perder el hilo o de dispersión como ocurre en la comunicación oral.

Además de comunicación, se puede obtener diversión, entretenimiento, polémica, información o simplemente exponer públicamente (los que lo deseen) los accesos de creatividad que sienta cada cuál.

Es también una forma de esquivar el tener que pasar por el tubo de que siempre hablen (o escriban) los mismos. Eso molesta a esos “habladores-escribidores-oficiales” que verán intrusismo y subproductos por todas partes. Ahí ya cometen un error. Manifiestan su temor (solapado-disimulado con desdén) a una ¿hipotética-absurda? competencia.

La palabra producto ya tiene una connotación mercantil. Por lo tanto se les ve el plumero. No deberían molestarse en desdeñar algo que no representa ningún peligro para ellos. Pero lo hacen. Algunos lo hacen. Y como la cosa de los blogs tenga éxito y se mantenga, serán más los que protesten.

Otro de los aspectos negativos que más se ha repetido por la red es la opinión generalizada de que la mayoría de blogs pretenden dar “gustillo” a los egos de sus autores, utilizando para ello visitas de compromiso, de palmaditas de ida y vuelta. ¿Y si fuera así, qué? ¿No es el peloteo una forma de vida permanente? En el trabajo, en los actos sociales, en las relaciones familiares y amistosas…

A veces tengo la sensación de que nos perdemos mucha interesante espontaneidad en aras de que todo tenga una finalidad. Esa frescura en sí misma ya vale más que tanta sesudez absurda que intentan colarnos los oficialistas-etiquetadores de todo.

Alguien que escribe con pasión en su blog y que intenta inocular esa pasión a otros (que lo consiga o no, es algo añadido y no imprescindible) es más que suficiente en esta época de “descafeinamiento” y de insoportable tibieza, donde la saturación de lo “light” nos está haciendo olvidar el auténtico sabor de las cosas y perdernos cualquier intensidad.

Félix dijo...

Aprecio en lo que vale este exordio que seguramente proviene de la exosfera y no me quiero exonerar de mi responsabilidad de hacer un comentario o un exorcismo como tú quieras llamarlo.
He comprobado que las entradas provocan procesos exotérmicos y expectoraciones en ocasiones, en otras no ofrecen las expectativas deseadas.
Todos podemos querer expedir algo extraordinario que incluso pueda llegar a expavecer a los extranjeros que entran en nuestros dominios, extrañas intenciones tenemos a veces.
Me quería explicar con la “ex” que parece ser últimamente tu sello personal, no quería ser una excepción y aquí me tienes excelso, excéntrico, excitante, excepcional, compañero de blog.
A veces la música también se encuentra en los silencios.

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho su comentario “Félix” y aunque aparentemente (una parte de él) no iba dirigido a nadie y tal vez a todos -o a cualquiera- a mí me ha provocado “algo”.

La provocación también es, o puede, o debe, ser una de las características de un blog, ya que partimos de la pregunta del autor: ¿Por qué escribir en un blog?

Pululan por ahí muchos “muy interesantes” bregando auténticas batallas campales muy divertidas. Verdaderas joyas a puñal, piedra o espada.

Como ex – tranjero, ex (es) – clavo, ex – trarradio, ex (es) – pecímen (ni de coña he dejado de ser un espécimen), ex - pavo no, más bien ex – gallina (o lo intento), ex - poliado… le digo que la “intención” del emisor poco o nada importa al “receptor” a la hora de comentar o no, lo que cuenta es el resultado que éste (el receptor) ha recibido del emisor.

Gustarse no sólo no es una obligación, sino más bien una molestia. El gusto mutuo resta libertad y genera servilismos intragables, ilógicos en un divertimento elegido.

Los silencios son para otro ámbito. Bosques, playas, paisajes desiertos, sofás con auriculares, templos, estancias particulares…

Ahora eso sí, siempre queda la opción del autor del blog de censurar-cortar-eliminar lo que no le guste. O la de privatizar “su espacio” a su antojo, que fórmulas haylas, y blogger lo tiene todo previsto. ¡Faltaría más!

lisebe dijo...

RRio:

No te vás muy lejos de porque empecé mis blogs,digo mis porque empezar empecé tres y solo continúo con uno, por falta de tiempo.

Mi blog es variado porque es una parte diferente de escribir, mi trabajo precisamente me exige escribir, y escribir sobre temas, historia y un largo etc, etc,

El blog que continúo haciendo es para desconectar, y divertirme, o desahogarme, o compartir, historietas, anecdotas, y salir un poco de todo lo que envuelve mi trabajo y vida.

He de decir que como bien dices a base de experimentar he ido introducciendo cosas que quería compartir, como por ejemplo hasta hace bien poco no sabia subir videos ¡ya vés algo tan sencillo diras!! pero es cierto lo mio no es la informática, y es cierto, que en ocasiones para desconectar y desahogarme pongo poemas, o canciones, pero en el fondo como tu bien dices experimento, y me divierto, esa es la base predominante, desconectar de mi dia a dia.

Desde casi el mismo principio que empezó este blog me llamó la atención , y lo continúo y lo abro todos los dias para saber si hay algo escrito.

Ya vés hasta hoy que es fiesta, no puedo dejar de mirar, y me alegra siempre que encuentro una entradita, eso es señal de que hay vida en el blog, y que hay algo que decir, algo de contar.

Me encanta, el tipo de definición que has hecho de todos los que puntualmente te visitamos eso es señal de que nos lees, y de existimos para tí, cosa bien grata.

No dudes ni por un momento de que mientras hayan palabras escritas y vida en este espacio, pasaremosss.

De hecho yo opino que es una forma de comunicación, en la que conocer es tan importante como el sentirse acompañado que creo que es una de las principales razones que hay para empezar un blog.

Y hasta aquí mi perorata, perdona por la extensión.

Mil gracias por formar parte de tu pequeño circulo.AH! y por el ánalisis.

Un petó i abraçades , como diecen en mi tierra.

MUAK,MUAKKKK

Rrío dijo...

Sabía que este artículo tocaría fibras sensibles. No las tenía todas conmigo cuando lo escribí. Pero las reacciones demuestran que mi intuición era acertada. Lo extenso de los comentarios (especialmente del misterioso Anónimo. ¿quién será?), o caricias, que he dado en llamar, merecen cumplida respuesta, una a una. Para no empantanar y mezclar, iré comentando por separado y especialmente dedicado a cada uno.

Es obvio que un tema tan amplio no se agota en este artículo ni en sus comentarios. Abierto queda pues, para que cada uno, como y cuando quiera, se atreva con este Miura en su blog.

Rrío dijo...

@Dr. Krapp: Le tengo a usted en alta estima por su afilada pluma (eh! que va sin segundas) que siempre encuentra una veta diferenciada donde los demás suelen ver sólo blanco o negro.

En este caso, la felicidad asociada a la conclusión de la obra creadora, reconozco haberla sentido, pero unas veces más que otras. La inspiración es voluble y si esperásemos siempre a que llegase para publicar en el blog, pasaríamos mucha hambre literaria.

Que por otro lado y dicho sea de paso, la imagen o música asociadas, al menos en mi caso, lo son como consecuencia y no como causa. Adopté esa costumbre por puro pragmatismo: la palabra es todo lo que debe ser, pero la imagen me ayuda a identificar y diferenciar visualmente unos artículos de otros.

Rrío dijo...

@Novicia: tiene usted un grado tan elevado de empatía que lo menos que le puede suceder es tener una tan elevada cohorte de seguidores. Seguro que no buscados, no me malinterprete, yo no digo que lo que usted hace lo haga para tener seguidores, digo que la consecuencia inevitable de lo que hace y de cómo lo hace, es tenerlos.

Usted sabe que sus visitas son siempre estimulantes, como lo son para mí muchos de los artículos que escribe. No siempre comparto su análisis pero siempre me parecen temas a comentar.

Si no lo hago todo lo que deseara es por dos motivos: primero, que la reflexión lleva tiempo y no me gusta soltarla a la ligera. Hay épocas en que no dispongo de todo el tiempo que deseara para ello. Segundo, que cuando por fin me decido a comentar, me encuentro previamente veinte o treinta comentarios, que debería leer al menos para no reiterar o redundar o para ilustrarme sobre los matices que otros han visto antes de definir mi posición. Y si cuando echo cuentas ya son altas horas, me acabo diciendo "bueno a ver si mañana tengo un poco más de tiempo" y demoro la respuesta un día más.

A decir verdad, tengo un truco: no leo todos los comentarios, sino sólo aquellos de los comentaristas en los que creo que pueden aportar algo interesante, como suele ser el caso del Dr.Krapp por ejemplo.

Y ya para terminar, querida Novicia, si yo recibiese tal nivel de comentarios como los que usted tiene, tendría que cerrar el blog, o quizás someterlo a estricta dieta, al estilo de lo que hace Mr Faroni.

Rrío dijo...

@Anónimo: más que caricias, querido anónimo, estos comentarios parecen masajes en toda regla. Podrían perfectamente pasar por artículos de propio derecho, y por ello esta respuesta sería más bien a su artículo.

Para empezar, creo firmemente que siempre que hacemos algo, lo hacemos por algún motivo. Ahora bien ese motivo puede ser consciente o inconsciente. Tampoco es que quiera yo empezar aqui y ahora a analizar motivaciones. Es simplemente un tema abierto, que cada cual diga lo que quiera sobre ello.

Por cierto que has citado unas cuantas motivaciones, todas válidas. Lo que acaba siendo cierto es que la proliferación de los blog viene derivada de una facilidad de interacción, que permite la creación de lo que podríamos llamar "tribus" o sea grupos de personas que se identifican con algún interés común, y que usan los blog para desarrollar y cultivar esa dinámica social. Hace tiempo que pensaba escribir un artículo sobre ésto, a ver cuando tengo un hueco.

Las llamadas "redes sociales" son otra de las formas de cultivar esas tribus, como lo es el Messenger, pero en definitiva los Blog son una buena herramienta para hacerlo.

Comparto su opinión sobre que lo más importante es escribir con pasión, mojándose en los temas, pues es lo que crea las empatías necesarias.

Y si no hay riesgo, no hay beneficio, que diría un economista...

Rrío dijo...

@Ex-Faroni: expreso mi más expléndido agradecimiento por su extraordinaria cooperación y explicación.

Ya sabemos que la filosofía oriental apuesta más por la excasez meditada que por la extensión desmesurada. Así que mi acentuada ex-filia puede y debe interpretarse como una excelente noticia.

Siempre experaremos con impaciencia sus excelentes comentarios.

Rrío dijo...

@Lisebe: dicen los científicos que lo que diferencia al hombre de otros animales potencialmente inteligentes no es la capacidad cerebral, sino la curiosidad permanente, la que nos invita a experimentar (otro ex!) a probar y variar lo que hacemos, tanto en la forma, como en el fondo.

Creemos, o mas bien creo, que la esencia de la vida está en experimentar los cambios, siempre desde el momento en que los vives. Cuando dejas de cambiar, cuando ya todo te da igual, es cuando estás más cerca de la muerte.

Digo yo en Before The Dark que aún no es tarde para buscar la felicidad. ¡Pero Dios me libre de encontrarla!.

Ya lo dijo Kavafis "Cuando vayas de viaje a Itaca..."

La extensión (otro ex!) de tu respuesta no se perdona, se agradece.

Me encanta tu despedida: Un petó i abraçades.

Què més es pot demanar?.

Novicia Dalila dijo...

Querido Rriver,
Gracias por aclararme unos cuantos puntos que yo había malinterpretado en tu entrada... Si es que soy muy suspicaz y no lo puedo evitar... Y esto es de lo peor que te puede pasar en este medio donde, como dice "anónimo" a veces se lanzan puñales que tiran a dar, y yo soy muy sensible, aunque a veces dé la impresión contraria. Todo me afecta demasiado y tengo que protegerme un poco...
Las "excusas" que has puesto para no comentar cuando te apetece en mi casa no me valen.
1) Lo de la falta de tiempo sí, pero lo de los muchos comentarios anteriores no. ¿Por qué? pues porque a mi me la pela que repitas opinión. A mí lo que me importa es lo que tu puedas pensar sobre un tema, no que coincidas con fulanito o menganita...
2) Si no estás de acuerdo no es "excusa"... A mi me enriquecen más las opiniones contrarias... si se emiten con respeto, como tu sabes hacerlo, me parece estupendo que disientas... Mira Krapp, casi nunca está de acuerdo conmigo, y eso no impide que yo le tenga en alta estima y le aprecie y sobre todo que le valore como blogger...

Y por último, yo nunca no podría cerrar el blog a los comentarios porque, como Lisebe, pienso que es un medio de comunicación interesantísimo y en mi opinión, para que haya una buena comunicación entre las personas, debe haber un emisor y un receptor y además el flujo debe ser en ambas direcciones... Si solo va en una, para mi no es válida o completa...

Nada más, Rrío. Sólo agradecerte una vez más que me tengas entre tus amigos y que seguiré viniendo cuando me apetezca a darte caricias, o arañazos, lo que toque, y a daros caña para que actualiceis si esto me parece que está muy parado.

Un beso graaaaaaaaande

Gamar dijo...

Haber leído este post me hace pensar en mis verdaderos motivos.
Se dio por azar en mi caso que leyera uno, porque aunque trabajo en esta área tecnológica, jamás había leído blogs, o lo habré hecho sin saberlo en extractos. Luego de leer algunos me tento el boton"creae blog".
Siempre fue para mi un escape la escritura, pero jamas guardé nada. En los últimos tiempos llegué a guardar algo por el simple hecho de estar en un .doc en algún lado.
Así como crearlo fue por azar, al ver que en casi 20 días entraron casi 1500 persona a verlo...da escozor. Y muy cierto es lo de las caricias. Se ve que nos hacen falta.
Me agrada tu blog, lo seguiré.
Te dejo un abrazo desde muy lejos.

Suscribete a Before the dark