Pasmación

El cuerpo de Marfisa había quedado medio al descubierto: mostraba la cabellera, la espalda, la delgada cintura, el arranque de las nalgas. El Rey la miró: con sorpresa, con estupefacción.

- ¿Has visto algo más bello?
- Hay muchas cosas bellas en el mundo.
- ¿Más que el cuerpo de de una mujer?
- Si es el de Marfisa, difícilmente.
- Nunca había visto hasta esta noche a una mujer desnuda.
- ¿Y qué?
- El paraíso tiene que ser una cosa semejante.

....

Lucrecia los acompañó hasta la puerta. Dió un beso al Conde y le llamó guapo al oído. La carroza esperaba. Poco suntuosa, pero sólida y elegante. Lucrecia agitó la mano. La carroza corría por la calle, llena de baches, como por la superficie de un espejo. El Rey miraba hacia adelante, como si le envolviese el infinito. Tenía cierta cara de pasmado.

- ¿Qué miráis con tanta atención, señor?
- El cuerpo de Marfisa. No puedo ver otra cosa.
Gonzalo Torrente Ballester.
Crónica del Rey Pasmado.

5 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

No conozco el paraiso. Hay muchas versiones diferentes sobre lo que puede ser. Tantas como personas. Pero puedo darte una descripción detallada, con mapa incluído, de lo que es infierno...

Rrío dijo...

Quizás el paraiso sea simplemente el lugar donde el infierno no llega.

Un viejo aforismo dice que en el corazón de toda crisis se encierra una gran oportunidad.

Novicia, si has estado cerca del infierno, seguro que has aprendido a valorar mejor las cosas que realmente merecen la pena.

Por cierto, los cielos y los infiernos casi siempre los llevamos dentro de nosotros mismos...

Caballero Negro dijo...

Lo que no cuenta Rrío es que el estupor real vino precedida de una noche intensa trajinándose a la Puta Real Marfisa: "cuatro ofensas a nuestro señor y un gatillazo", como ella cuenta luego a su criada.

Así que es comprensible que el señor rey creyese haber visto el paraiso... un lugar lleno de Marfisas y con intensas y sensuales noches locas.

Novicia Dalila dijo...

Rrio, no cerca.. he estado EN el infierno, me he codeado con lo peor del abismo, he muerto y he resucitado. Hablo con conocimiento de causa...
Y tienes toda la razón, he aprendido a valorar lo realmente importante. Cuando has vivido bajo mínimos en todos los aspectos, todo, absolutamente todo, recupera su valor real y te das cuenta de que en realidad, casi nada vale tanto como se pretende y que sólo unas pocas cosas, unas pocas personas, las de verdad, merecen tu ser.
Soy consciente de que alojo en mí ambos extremos... Me alejo despacio del fuego y me dirijo, creo, hacia eso que llaman cielo, pero he decidido ir sin prisa, disfrutando del camino ;)

Caballero, me has recordado que tenía pensado hace tiempo un post sobre el gatillazo (esa leyenda urbana.... :P)
A ver si tengo tiempo y me organizo, que voy muy pillada.

Un beso a ambos los tres :P:P

Faroni dijo...

Estimado Rrio esto además de estar oscuro cada vez mete más miedo.
¿Te has dado cuenta de las palabras de Novicia?
"he estado en el infierno, me he codeado con lo peor del abismo, he muerto y he resucitado".
Porque sabemos que es sincera, pero cualquier otro que venga y lo lea puede pensar que es un zombie, infierno, abismo, muerto y resucitado, lo que te digo yo, un zombie.

Suscribete a Before the dark