Tarjeta amarilla

Si es que .... vaya bobo de pacotilla que soy. A la que menos me descuido meto la gamba hasta las corvejeras. Hoy mismo se me ha ocurrido hacer una "bromita" con las carnes de la chica que más me gusta. Tiene tendencia, ella, a bromear, y yo incautamente prolongo la broma, sin pensarlo dos veces y cuando ya he enviado el email maldito me doy cuenta y pienso ¿Qué he hecho!

Y es que esto del email es la polla con cebolla, como dice mi boss, cuando le has dado al "enter" ya no tiene remedio.

Bueno, bien pensado, ¿cómo saldrá después de todo?. Lo mismo es una simple "tarjeta amarilla", o sea de momento estás avisado, y a la próxima te expulso.

En fin uno nunca sabe, lo malo de estas cosas es volver a darte cuenta que siempre la cagas por el mismo sitio, lo bueno es que a lo mejor esta vez tiene remedio.

Para no sentirme tan solo, me gustaría que me contesteis a la encuesta: ¿Vosotros también la cagais por email?, arriba a la derecha en este mismo Blog.

No hay comentarios:

Suscribete a Before the dark