Me dan por todos lados


Primero va mi señora esposa y me monta un follón por unos euros que supuestamente tengo que pagarla y luego cuando le recuerdo que ella me debe una cantidad, se cabrea porque dice que ya me la ha dado. Todo por hacer favores: si el parking lo pagase en persona, sabría lo que cuesta. Pero como le pagué el coche, luego la escritura del aparcamiento, y ahora todos los gastos, incluido el IBI, encima me monta broncas cuando se lo recuerdo.

Luego va mi señor jefe y se cabrea porque no repaso bien los escritos, porque no compruebo bien todos los datos, porque en un acta de reunión, que ha redactado el secretario, que no pertenece a nuestra subdirección, hay un asistente mal. ¿Y porqué no le chorrea al P*T* secretario?. ¿Importa tanto si el error no se subsana?. Ya sabemos que el es perfecto y los demás no, pero, ¿porqué tiene que estar chorreándonos continuamente por ello? Ya se me ha olvidado el día que me felicitó por última vez por un trabajo bien hecho.

Y para remate le mando unas flores (virtuales) a una de las que yo creia que eran mis ultimas amigas y se mosquea porque le recuerdo que ese dia ya tenia mala cara, que ella lo sabe de sobra sin que se lo diga y que el que tiene mala cara soy yo. Y si no le puedes decir lo que piensas a un amigo, ¿a quien c+ñ= se lo vas a decir?

¡Pero bueno!


¿Qué he hecho yo para merecer ésto?

No hay comentarios:

Suscribete a Before the dark