Soy un kamikaze

Si antes del verano me llamaron "hombre feliz", la semana pasada me llamaron "kamikaze". No es un buen augurio, sobre todo porque la persona que me lo dijo ya me lo había dicho antes, y con muy mala leche.

Porque, en su idioma, kamikaze quiere decir: descontrolado, contestatario, loco, indeseable, peligroso...

Cuando te lo dice alguien que ni te importa ni te va ni te viene pues que le den, pero cuando lo dice este... que sabes que te ha puesto en la lista negra, que acabas siendo tachado y bloqueado en muchos frentes, y que encima no te has ido lo suficientemente lejos como para perderle de vista, a él y a su ralea...

Estoy bastante jodido ultimamente y lo que me falta es que me anden llamando cosas indecentes por ahí.

10 cosas que odio

1. El correo electrónico, porque cada vez que lo abro me cae algún marroncete y siempre más trabajo.
2. El correo electrónico, porque me insulta diciendo que he superado no se que cuota y prometo que mantengo mi buzón limpito como una patena.
3. El correo electrónico, porque ya me ponen un correo y me tengo que dar por enterado. Ni se molestan en llamar.
4. El correo electrónico, porque a los correos que quiero que me contesten no me contestan, y en cambio recibo un montón de correos no solicitados.
5. El correo electrónico, porque por muchos correos que lea y responda, al día siguiente aún me quedan más correos por responder.
6. El correo electrónico, porque me acaban poniendo en copia de asuntos que no me interesan y no quiero saber nada de ellas.
7. El correo electrónico, porque quieras que no te acaba creando dependencia, y ya no puedes vivir sin tu dosis diaria.

8. El correo electrónico, porque ya no sé ni las cuentas que tengo desperdigadas por el mundo.
9. El correo electrónico, porque es una enorme pérdida de tiempo.
10. El correo electrónico, porque evita que oiga la voz de mi amada ("mejor me pones un correo...")

¡Dios mío, está lleno de estrellas!


41 páginas
139 párrafos
1424 líneas
11693 palabras
55665 caracteres (67548 si incluimos los espacios)





Diosssssss....

¿Como se puede gastar tanta tinta virtual, tiempo y preciosas neuronas en un asunto como éste? ¿Es un nuevo record Guiness de la estupidez de la homosexualidad? (homo=igual, homosexualidad=igualdad de sexos ;-)

Yo sí que quiero igualdad.

Quiero igualdad para los trabajos en la casa. Que por cada vez que voy a hacer la compra vaya ella y compre. Que por cada vez que limpio, ella limpie. Que por cada vez que cocino, ella cocine. Que por cada vez que pongo la lavadora vaya ella y lave. Que por cada vez que arreglo un enchufe, cambio una bombilla, cuelgo un perchero o un cuadro, lo haga ella también, o al menos que no me abronque por hacerlo yo.

Quiero tener el mismo derecho que ella a ensuciar o desordenar o faltar un día o gritar si llega el caso. Quiero que las decisiones sobre nuestros hijos se tomen entre los dos.

Quiero que pague su teléfono móvil, ya que ahora pago yo el de los dos, y encima no hago prácticamente gasto. Quiero que pague, como pago yo todos los meses, las letras del piso, porque ella también trabaja, y aunque no ganamos lo mismo, por lo menos que pague la parte proporcional, porque si luego nos divorciamos llegará el juez y dirá que toda la casa le pertenece.

Desde que ví el anuncio del calvo que está lavando el coche he dejado de lavarlo, ya me toca los cojones que encima de jodido currante y esposo fiel (por lo menos en lo material) me llamen idiota.

Y por cierto también quiero igualdad en el trabajo, que se me mida sólo por mis méritos, y mi esfuerzo, no por si soy amigo o enemigo, por si tengo una religion, una creencia o soy cojo

Suscribete a Before the dark