Joribar como me gustas

Me gustas tanto que pierdo el sentío. Es que es verte y desearte y aguantarme las ganas de echarme sobre tí y comerte a besos. Porque antes de verte tiemblo, sudo, me duele el estómago, o sea me reconcomo. Y luego llegas y todo parece facil y seguro y delicioso y divertido. Me das gasolina para tirar p'alante, por encima de los lios y problemas diarios, todo parece perder importancia salvo el hecho de que estoy contigo.

Me gustas tanto porque creo que eres la única que saca lo mejor de mí. Porque me tratas con toda la naturalidad y no me quitas energía.

Para tu atrevimiento


Me diste el mar
Caído sobre una roca,
Gris sobre gris.

Me diste olas nocturnas,
Gorgoteos de seres pequeños,
Temblores líquidos.

Me diste la profundidad estrellada,
Colores de imaginados paraísos,
Sabores exóticos de fruta.

Me diste la ilusión
De ser algo sin saberlo,
De encontrar el momento.

Quisiera ser tu

Quisiera ser tu cama para estar todas las noches en contacto con tu piel
Quisiera ser tu cepillo de dientes para besarte todos los días tres veces
Quisiera ser tu espejo para que me mirases cuando te levantas y cuando te acuestas
Quisiera ser tu ordenador para estar contigo ocho horas cada día
Quisiera ser tu teclado para que me acariciases una y mil veces
Quisiera ser tu teléfono para oir tu voz todos los días, y estar pegado a tu cuerpo
Quisiera ser tu perfume para estar siempre rodeándote
Quisiera ser tu bolso para sentir tus manos hurgando en mi interior
Quisiera incluso, y aunque me doliera, ser tu jefe, ese odiado, porque al menos estaría siempre en tu pensamiento.

Suscribete a Before the dark