Mujeres (II) Isabel

Isabel se sentaba en el asiento del autobús, a mi lado, mientras circulaba de Carabanchel Alto a Carabanchel Bajo. Este autobús era el número 34. Un número muy especial para mí pues hasta un punto en mi vida todos mis amores vivian en algún punto de la ruta de ese autobús.

Ella y yo hablábamos, no importa de qué. Llegamos a mi parada pero no me bajé. Fingí no darme cuenta de donde estaba. Varias paradas más abajo ella me preguntó, ¿pero no era tu parada esa de antes?. Si, si - me hice el sorprendido y atontado. Me tuve que bajar, pues.

A Isabel le compuse una canción. La letra era: Oh Isabel, Oh Isabel. Grandioso. Bueno, por algo se empieza.

Años más tarde, alguien, quizás ella, esperando a un autobús, quizás el 34, me inspiró una de mis primeras poesías:

En la frontera entre el lujo y la desesperación

Estás de pie, en la acera
Y la fría mañana neblinosa
Se condensa ante tu boca
Como un pensamiento de inocencia

Y esperas
Esperas algo
O quizá nada

Y dime
Desde cuando estás así
Cuando olvidó tu cabello
La caricia de una mano temblorosa
De un susurro

Qué sientes ahora
Cómo soportas el entumecimiento de tu cuerpo
Y tus ideales.

Y dime ahora
Qué vas a hacer

Ha sido mucho tiempo
Mirando el otro borde de la acera
Y la gente pasa sin mirarte
Y sólo una voz infantil, triste y delicada
Y perdida

Mujeres (I) Azucena

Azucena y su amiga iban todas las tardes a la piscina. La piscina tenía forma ovalada, como un 0 pero con un islote en medio, donde estaba la depuradora. Para llegar al islote, había algo como un puente de cemento, sin barandillas. Junto a ese puente se ponian, Azucena y su amiga, a jugar a los palillos.

Este juego bastante simple era tirar unos palillos de madera teñidos de colores en un montón, y luego retirarlos uno por uno sin mover el resto. Si movías alguno, perdías, y se contaban los palillos que quedaban que eran puntos en contra del que había movido los palillos. Bueno no estoy seguro si era así, pero el caso es que a este juego tonto iba yo todas las tardes de ese verano a jugar con ellas. Entonces no sabía porqué. Sólo un año antes iba con mi amigo Adrián a los algarrobos de al lado a matar enemigos invisibles, y a defender nuestro "tesoro" de algarrobas.

Pero ese año una fuerza misteriosa me hizo cambiar las algarrobas por palillos y la compañía de Adrián por la de Azucena.

Este es el primer recuerdo que tengo de haber sido atraido por una mujer. El recuerdo que tengo de ella es simple, etéreo, como el de la flor que lleva su nombre. Nuestra relación se basó en el levantamiento de palillo, y además creo recordar que me ganaba siempre. Bueno en general me ganan siempre, pero me estoy desquitando contandolo aquí. Si quereis saber cómo, seguid leyendo.

Me dan por todos lados


Primero va mi señora esposa y me monta un follón por unos euros que supuestamente tengo que pagarla y luego cuando le recuerdo que ella me debe una cantidad, se cabrea porque dice que ya me la ha dado. Todo por hacer favores: si el parking lo pagase en persona, sabría lo que cuesta. Pero como le pagué el coche, luego la escritura del aparcamiento, y ahora todos los gastos, incluido el IBI, encima me monta broncas cuando se lo recuerdo.

Luego va mi señor jefe y se cabrea porque no repaso bien los escritos, porque no compruebo bien todos los datos, porque en un acta de reunión, que ha redactado el secretario, que no pertenece a nuestra subdirección, hay un asistente mal. ¿Y porqué no le chorrea al P*T* secretario?. ¿Importa tanto si el error no se subsana?. Ya sabemos que el es perfecto y los demás no, pero, ¿porqué tiene que estar chorreándonos continuamente por ello? Ya se me ha olvidado el día que me felicitó por última vez por un trabajo bien hecho.

Y para remate le mando unas flores (virtuales) a una de las que yo creia que eran mis ultimas amigas y se mosquea porque le recuerdo que ese dia ya tenia mala cara, que ella lo sabe de sobra sin que se lo diga y que el que tiene mala cara soy yo. Y si no le puedes decir lo que piensas a un amigo, ¿a quien c+ñ= se lo vas a decir?

¡Pero bueno!


¿Qué he hecho yo para merecer ésto?

Amor virtual

Nunca se tocaron. Nunca se olieron. Nunca sintió uno el calor del otro, el roce apasionado.

Sus contactos se iniciaron a través de un portal y luego de un chat. No se sabe si uno sedujo al otro o ambos se dieron por seducidos de antemano.

Su intimidad fué subiendo de tono, tal como lo harias con un desconocido, por liberación y por impunidad. La malicia buscada y encontrada y la complicidad hicieron el resto. Entonces su relación se consumó, a escondidas, en horarios inesperados.

Ellos no pensaron que pecaban, en lo carnal, o más bien no pudieron pillarles. Pues vivieron momentos únicos de pasión, de los que castiga la estrecha moral.

Nunca se atrevieron a verse en real, por miedo a descubrir que todo aquello que la tecnología les transmitía era realmente una ficción lejana y falaz.

Ella está cerca

Quizás a menos de un kilómetro. No se qué hace exactamente ahora, pero me basta con ser consciente de su proximidad para ver la vida de otro color. Esa energía indefinible me invade sin saber de donde viene.

Culitos, Culetes y Culottes



Me voy a acabar ganando fama de friki, a decir verdad ya la tengo en ciertos temas, pero los frikis habemos de haberlos. ¡Qué se le va a hacer!.

Voy a hablar hoy de una de mis más íntimas obsesiones, los culos.

Bueno, para empezar, este es un tema intemporal, desde los niños hasta los viejos, todos lo tienen en su mente, y todos lo relacionan de una u otra manera con lo escondido, lo tabú, lo oculto.

El culo es un gran reclamo sexual. Dice Desmond Morris, en El Mono Desnudo, que la evolución de las hembras del Homo Sapiens, desarrollando unas tetas elevadas y redondeadas, no es ni más ni menos que una traslación óptica del culo al pecho. O sea, cuando el mono anda a cuatro patas, la hembra atrae al macho por su lado trasero, el cual ofrece al susodicho como reclamo e invitación a la coyunda. Pero cuando el mono evoluciona, se levanta, se ofrece cara a cara, esa invitación trasera no se vé, y el desarrollo genético favorece la imitación sexual por medio de la elevación de las tetas en las hembras, lo cual es un verdadera castigo para ellas. Y si no ¿porqué se han inventado los sujetadores?.

Así pues, concluimos que las tetas de las mujeres son en realidad un culo frontal. Es más, la moda dieciochochesca, recientemente recuperada, de mostrar esas redondeces, a la cara, no es ni más ni menos provocador que la moda de los "pantalones de bajo perfil", los que muestran, por delante y por detrás, generosos trozos de carne, y ya de paso algún que otro tatuaje y un inconfundible trozo de ropa interior, sea del ya menos excitante "tanga" o del renovado y afrancesado culotte.

La recuperación del tanga viene devenida por la liberación de la braga tradicional. La braga que oprimia y aplastaba las nalgas, dessexualizando el culo, se ve liberada por la ausencia de tela en el mismo. El tanga permite, o al menos así lo imagina el macho, una mayor facilidad de acceso a esa erógena zona, donde un simple abrazo pasa con delicadeza a una caricia por la espalda, acabando con ambas manos en sendas posaderas, lo cual es la gloria de la posesión culífera para el emocionado hombre.

En realidad la moda actual es unisex: las mujeres por igual aprecian, admiran y llegado el caso soban, el culo de los hombres, lo cual es en realidad favorable para ellos, pues sabido es que el hombre llegado a cierta edad desmejora por delante, pero puede llegar a mantener un cierto atractivo por detrás.

El extremo final de este adelgazamiento del ropaje interior es el sans-culotte, o sea la moda de sin-bragas, dicen los que lo practican que es la máxima liberación y placer íntimo. No se... habrá que probarlo ;-)


La administración está podrida

Estoy empezando a estar fuertemente desencantado de mi trabajo hasta el punto de que estoy planteandome seriamente dejarlo. Que lo diga un cobarde como yo es que de verdad es para nota.

En mi ya larga carrera administrativa he tenido jefes de todos los tipos, aunque los menos los buenos (al contrario que en mi etapa privada). En su mayor parte esta "jefatura" ha sido todo lo contrario que se suele esperar (que se debería esperar) de un jefe:
  • Egoistas y acaparadores
  • Intolerantes
  • Cortos de visión
  • Traicioneros
  • Basan su autoridad en el miedo

Sólo por poner algún ejemplo de lo podrida que está la administración, hablaré de los dos últimos:

Al primero le llamaremos "el Zar".

Este consiguió su plaza de Subdirector gracias a expulsar de su sitio al que estaba, lo cual dicho sea de paso no era demasiado dificil por lo inútil que era. Seguramente le bastó con desprestigiar lo que había hecho el otro, y quizás hacer alguna llamada de apoyo a sus amiguetes. Bueno, en realidad él aspiraba a una Dirección General, pero la mala suerte quiso que no se la dieran y acabó de Subdirector nuestro.

El Zar inmediatamente tomó el mando y empezó a "salvarnos" de nuestras desgracias y malos comportamientos, y poco a poco fué configurando su equipo de confianza a su alrededor, bajo la premisa de "o te conviertes o te vas". La conversión no es ni mas ni menos que demostrar la adoración debida al supremo salvador o jefe, no discutir, nunca poner en duda su autoridad, y sobre todo no hacer nada que le pueda hacer quedar como un tonto. El lo llama "lealtad".

Bien, lo cierto es que ha conseguido su objetivo. De los ocho jefes de área que había en la Subdirección cuando él llegó, ya sólo queda uno, y han pasado sólo tres años. Lo cual no le impide apuntarse los tantos de las cosas que funcionan y que fueron creadas por los que llegaron antes que él y a los que él consiguió echar.

Bueno, podría estar horas escribiendo, pero el Zar no se lo merece. Hablaré ahora del segundo, le llamaremos "El Zurdo".

Este Zurdo, por contra, lleva sosteniendo él solito toda la Dirección General, desde hace siete años, a pesar de haber pasado por la misma cinco Directores Generales distintos, y con gobiernos de diferente color. Maneja la mayor parte del presupuesto y del personal, dirige los cotarros administrativos y estratégicos, aparte de otros muchos en los que le acaban embarcando.

Su Subdirección crece, no siempre con los mejores efectos personales, pero tiene la virtud de saber retener bastante mejor a las personas que trabajan con él, por medio de varias virtudes:

  • Demuestra que sabe más que nadie de los temas que se tratan en la Subdirección, en la Dirección General, y si me apuras mejor que la propia Intervención General.
  • Toma las decisiones siempre consultando y en colaboración con su gente
  • Trabaja más que nadie (demasiado: casi dá mal ejemplo)

Por contra tiene algún defecto:

  • Nunca dice que no a su jefe, o al menos no directamente, lo que le hace ir asumiendo más y más trabajo. Esto no sería tan malo si no fuese porque el incremento de trabajo no viene acompañado del incremento de recursos necesarios para llevarlo adelante en las debidas condiciones
  • Se cabrea mucho cuando las cosas no se hacen bien. Claro, comparados con él, los demas somos todos unos lerdos. Pero quizás es consecuencia de esa excesiva la asunción del trabajo, creyendo que toda la Subdirección está compuesta de superhombres como él.

En realidad el caso del Zurdo es el contraejemplo: él si debería ser el Director General, desde hace tiempo, con lo cual ganaríamos todos. Otra cosa es si quiere, pero obviamente es mucho más cómodo tener a un subalteno potente que resuelva los problemas y ocupar el puesto de prestigio con una persona de confianza que recoja los réditos para el partido.

Por estos dos casos paradigmáticos concluyo que la administración está podrida: si deja que directivos de medio pelo acaparen puestos de responsabilidad, y bloqueen a las personas capaces y las actuaciones que es preciso acometer, y al mismo tiempo no pone al mando a aquellos que sí lo son, los resultados son tristes y descorazonadores.

Soy un kamikaze

Si antes del verano me llamaron "hombre feliz", la semana pasada me llamaron "kamikaze". No es un buen augurio, sobre todo porque la persona que me lo dijo ya me lo había dicho antes, y con muy mala leche.

Porque, en su idioma, kamikaze quiere decir: descontrolado, contestatario, loco, indeseable, peligroso...

Cuando te lo dice alguien que ni te importa ni te va ni te viene pues que le den, pero cuando lo dice este... que sabes que te ha puesto en la lista negra, que acabas siendo tachado y bloqueado en muchos frentes, y que encima no te has ido lo suficientemente lejos como para perderle de vista, a él y a su ralea...

Estoy bastante jodido ultimamente y lo que me falta es que me anden llamando cosas indecentes por ahí.

10 cosas que odio

1. El correo electrónico, porque cada vez que lo abro me cae algún marroncete y siempre más trabajo.
2. El correo electrónico, porque me insulta diciendo que he superado no se que cuota y prometo que mantengo mi buzón limpito como una patena.
3. El correo electrónico, porque ya me ponen un correo y me tengo que dar por enterado. Ni se molestan en llamar.
4. El correo electrónico, porque a los correos que quiero que me contesten no me contestan, y en cambio recibo un montón de correos no solicitados.
5. El correo electrónico, porque por muchos correos que lea y responda, al día siguiente aún me quedan más correos por responder.
6. El correo electrónico, porque me acaban poniendo en copia de asuntos que no me interesan y no quiero saber nada de ellas.
7. El correo electrónico, porque quieras que no te acaba creando dependencia, y ya no puedes vivir sin tu dosis diaria.

8. El correo electrónico, porque ya no sé ni las cuentas que tengo desperdigadas por el mundo.
9. El correo electrónico, porque es una enorme pérdida de tiempo.
10. El correo electrónico, porque evita que oiga la voz de mi amada ("mejor me pones un correo...")

¡Dios mío, está lleno de estrellas!


41 páginas
139 párrafos
1424 líneas
11693 palabras
55665 caracteres (67548 si incluimos los espacios)





Diosssssss....

¿Como se puede gastar tanta tinta virtual, tiempo y preciosas neuronas en un asunto como éste? ¿Es un nuevo record Guiness de la estupidez de la homosexualidad? (homo=igual, homosexualidad=igualdad de sexos ;-)

Yo sí que quiero igualdad.

Quiero igualdad para los trabajos en la casa. Que por cada vez que voy a hacer la compra vaya ella y compre. Que por cada vez que limpio, ella limpie. Que por cada vez que cocino, ella cocine. Que por cada vez que pongo la lavadora vaya ella y lave. Que por cada vez que arreglo un enchufe, cambio una bombilla, cuelgo un perchero o un cuadro, lo haga ella también, o al menos que no me abronque por hacerlo yo.

Quiero tener el mismo derecho que ella a ensuciar o desordenar o faltar un día o gritar si llega el caso. Quiero que las decisiones sobre nuestros hijos se tomen entre los dos.

Quiero que pague su teléfono móvil, ya que ahora pago yo el de los dos, y encima no hago prácticamente gasto. Quiero que pague, como pago yo todos los meses, las letras del piso, porque ella también trabaja, y aunque no ganamos lo mismo, por lo menos que pague la parte proporcional, porque si luego nos divorciamos llegará el juez y dirá que toda la casa le pertenece.

Desde que ví el anuncio del calvo que está lavando el coche he dejado de lavarlo, ya me toca los cojones que encima de jodido currante y esposo fiel (por lo menos en lo material) me llamen idiota.

Y por cierto también quiero igualdad en el trabajo, que se me mida sólo por mis méritos, y mi esfuerzo, no por si soy amigo o enemigo, por si tengo una religion, una creencia o soy cojo

Thunderstorm


Pretende Punset en su libro, El camino al Amor, habiendo decidido abordar los temas que preocupan a las mayorias, desentrañar las claves del amor y desamor, biologicamente, cromosómicamente, químicamente, socialmente y reproductivamente. Quizás escriba sobre los temas que preocupan a las mayorías pero definitivamente no para las mayorías. Con ese análisis objetivado me deja frío y no me explica ni me ayuda a entender lo mío; cosa que a lo mejor en realidad tampoco deseo.

Acierta mejor Mario Luna en su libro Sex Code, también con una base supuestamente antropocéntrica y científica, dar no sólo con las claves de la seducción, sino con un método infalible. Terrible, si fuera cierto (al menos para la Sección Femenina). Si no lo he dicho, lo diré ahora: es un método exclusivo para machos que buscan hembras. Gays y Lesbianas, abstenerse, al igual que vosotras, queridas, si quereis seducir a vuestro hombre.

Para mi desgracia, este método no se puede aplicar en concreto a nadie. Funciona estadísticamente. Si lo hago bien, tendré más probabilidades de éxito con un conjunto dado de mujeres. Si la cago, como me pasa con cierta frecuencia (Mario lo llama de una manera muy graciosa: si su radar te detecta), entonces te tacha de la lista y se acabó la historia con esa mujer en concreto, para siempre.

Puesto que la misión de la mujer es elegir, empieza descartando a aquellos que "sólo buscan follar", pues la elección debe ser, al menos aparentemente, la base de una relación con procreación fructífera, o sea duradera y comprometida con la descendencia.

Si por las circunstancias que sean se desboca tu deseo sexual, y no has medido bien el grado de aceptación que ella tiene de tí, si pasas más allá de un cierto punto, la reacción cambia radicalmente de signo. Donde había aceptación hay rechazo, y donde había posibilidades hay mas bien un buen chasco.

Esto me pasó no hará dos meses. Hay que reconocer que la situación se fué poniendo caliente, si quieres como otras veces, pero, qué quereis, uno no es de piedra, y menos si tiene alguna copilla encima. Sin darte cuenta se desboca tu deseo, o aquello que yo llamo "el demonio del sexo", ese pequeño diablillo (es casi como si le viera subido en mi hombro) y tus manos van más rápidas que tu pensamiento.

A renglón seguido tus palabras van también más rápidas que el pensamiento, y de repente surge un relámpago, un trueno, y el calor que sentías se convierte en un vendaval que te arrastra, que no controlas y que ya no puedes remediar. Es como una de esas tormentas de finales del verano, tras un día de calor agobiante e improductivo se convierte al final en una mojadura integral e igualmente improductiva. Thunderstorm lo llaman los yankees.

Esto como digo me pasó y me dejó con un buen chasco con quien más quería. Así que, si debo creer a Mario Luna, solo me queda la salida del olvido. Puestos a recibir consejos, no los hay mejores que los de StyLTOP: Las 3 claves para olvidar un amor(*)

(*) Fijaros bien en el rico léxico empleado

Por detrás entre los pinos

Hemos quedado para dar un paseo en bici. Pero este es un paseo bastante especial, pues vamos a visitar un arbol, a medio camino entre tu casa y la mia. Al pie de ese arbol enterré, el día de San Juan, un deseo, escrito en una hoja de papel, sobre nosotros, sobre nuestro futuro.

Un viejo dicho, leyenda o superstición, dice que todo lo que se entierra en la noche de San Juan (incluidos los deseos) nacerá y crecerá fuerte y vigoroso.

Hoy vamos a ir allí, desenterraremos ese papel y lo leerás.

Llegamos al sitio con nuestras bicis. Aunque el arbol está cerca del camino, entramos algo en el bosque, dejamos allí las bicis, y abres el papel y empiezas a leerlo.

Mientras lo lees, te abrazo por detrás. Al poco tiempo, no se si como consecuencia de lo que estás leyendo, o sólo por el cansancio de la cuesta que hemos subido, te arrodillas. Como estoy abrazado con fuerza a tí, me arrodillo también, pero el movimiento hace que nos inclinemos ambos hacia adelante, cayendo tú boca abajo en el suelo, y yo encima, mi aliento sobre tu cuello, mi miembro sobre tus glúteos.

Este roce contra esa superficie mullida y dulce desarrolla un fuerte calor en mi vientre, creando una protuberancia que paulatinamente emerge con dureza contra mi pantalón y contra tu culo. Tu mano izquierda retrocede y se introduce entre tu cuerpo y el mío, palpando mi verga erecta.
- ¡Qué guarro eres!, ¿no me querrás follar mi lindo culo?- dices.

- Nooooo que va, ni se me había pasado por la cabeza. Aunqueee..., ya sabes el refrán: "¿Es guarro el sexo?. Sólo si se hace correctamente."- afirmo cachondamente.

En esas paso una mano por tus labios, momento que aprovechas para morder uno de mis dedos. Ya que no me sueltas, me echo a un lado, y la otra mano baja tu culotte, quedando arrugado en tus muslos, y comienzo a acariciar todas las curvas de tu culo, deslizándose por el canal que separa las nalgas, de arriba a abajo, y de abajo a arriba.

El dedo que está en tu boca, completamente mojado, se suelta, y acude en ayuda de la otra mano, masajeando suavemente la entrada de tu cueva trasera. Empujo, no demasiado fuerte, y entra, no con demasiada dificultad. Entra en la caliente y oscura humedad, que ocasionalmente se contrae y relaja a continuación.

Con la mano que me quedó libre me bajo también el pantalón, tomo mi miembro que también está grueso y caliente, y lo aprieto y bombeo con calma pero con pasión. Mojo mis dedos en tu boca de nuevo y después con la saliva humedezco su punta.

Me arrodillo y tomo tus caderas desde detrás con ambas manos. Los pulgares están junto al agujero, y los aprieto y estiro a ambos lados la piel. Empujo adelante hasta que la cabeza de mi nabo ocupa toda la entrada de tu estrechez oscura. Ahí se queda, presionando, no demasiado fuerte, pero sin ceder.

Entonces entra, como antes, sin empujones, pero manteniendo una presión constante, que poco a poco progresa. Sé que te gusta porque has cogido con una mano mis testículos y los acaricias, aunque ningún gemido sale de tu boca. El avance sigue, y ahora ya está completamente dentro, mi pubis en contacto con tus fantásticos y amados glúteos. Podría estar así eternamente.

De repente me empujas y caemos ambos de lado, clavandonos las agujas de los pinos en la piel, pero sin desacerse el íntimo acoplamiento. Estando de esta guisa puedo alcanzar tu sexo y te masturbo, lo cual agradeces moviendo tus caderas. Acompaño el movimiento con las mías, entrando y saliendo, sin prisas, porque si corro me corro.

Mientras en ello estamos te miro y me miras, paso mi mano por tu nuca, empujo tu cabeza hacia mí, nuestras bocas se acercan, nos besamos y cerramos los ojos, respirando el olor a resina y saboreando la lengua del otro.

El beso acentúa todas las sensaciones, nuestro mútuo movimiento se acelera, mi cirio en tu trasero, tu mano en mis pelotas, mi mano en tu entrepierna, seguimos y seguimos y seguimos... y nos corremos juntos, en un instante eterno donde parece que el tiempo se ha parado o ha pasado a otra dimensión.

Los pinos siguen ahí, entre ellos algunas nubes se mueven, dejando paso al sol de nuevo. Seguramente tenemos debajo piedras, tierra y agujas de pino, clavandose en nuestra piel, pero ni nos enteramos.

No sé, quizas las superticiones a veces sean reales.

Soy un hombre feliz

Joer, si ahora resulta que soy un hombre feliz!. Me lo acaban de decir: "Félix, eres un hombre feliz". Toma ya. Y quien me lo dice no es sospechos@ de dobleces, se puede decir que es alguien bastante transparente.

O sea que doy esa imagen!!!

Le he dicho queeeee.... "lo intento, no siempre lo consigo". Hay que fastidiarse lo dificil que es a veces esto de la felicidad.

Pero ya lo decia Kavafis, (no me resisto a ponerlo una vez más, lo he puesto tantas veces, pero es que, coño, después de ésto ¿queda algo por decir?)

Ítaca

Cuando te encuentres de camino a Ítaca,
desea que sea largo el camino,
lleno de aventuras, lleno de conocimientos.
A los Lestrigones y a los Cíclopes,
al enojado Poseidón no temas,
tales en tu camino nunca encontrarás,
si mantienes tu pensamiento elevado,
y selecta emoción tu espíritu y tu cuerpo tienta.
A los Lestrigones y a los Cíclopes,
al fiero Poseidón no encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si tu alma no los coloca ante ti.

Desea que sea largo el camino.
Que sean muchas las mañanas estivales
en que con qué alegría,
con qué gozo arribes a puertos nunca antes vistos,
deténte en los emporios fenicios,
y adquiere mercancías preciosas,
nácares y corales, ámbar y ébano,
y perfumes sensuales de todo tipo,
cuántos más perfumes sensuales puedas,
ve a ciudades de Egipto, a muchas,
aprende y aprende de los instruidos.

Ten siempre en tu mente a Ítaca.
La llegada allí es tu destino.
Pero no apresures tu viaje en absoluto.
Mejor que dure muchos años,
y ya anciano recales en la isla,
rico con cuanto ganaste en el camino,
sin esperar que te dé riquezas Ítaca.

Ítaca te dio el bello viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene más que darte.

Y si pobre la encuentras,
Ítaca no te engañó.
Así sabio como te hiciste,
con tanta experiencia,
comprenderás ya qué significan las Ítacas.

Chat

Caballero dice:
Mmmm me pillas en un dia difícil yo tambien tengo heridas pero no
se como librarme de ellas
Has enviado un zumbido.
Dama dice:
hola
Caballero dice:
Hola has cambiado la foto Vaya Piernas...
Dama dice:
gracias en su nombre
Caballero dice:
Ah o sea que no eres tu? En tonces tu quien eres?
Dama dice:
en nombre de mis piernas, me ha parecido obvio el comentario
Caballero dice:
Que torpe, es que he tenido una tarde dura
Dama dice:
tranquilo es jueves ... facil de entender
Caballero dice:
NO, no es por ser jueves, no es algo del trabajo, es algo personal
pero no quiero contartelo ahora
Dama dice:
tranquilo no soy indiscreta y tampoco preguntaria
Caballero dice:
Ah y otra cosa a mi tambien me gusta la fotografia. Esta que ves es del dia del orgullo gay en Callao.
Dama dice:
menuda movida en cibeles ! me lo conto mi hija

Caballero dice:
Si mucha gente. Pero me tuve que volver pronto a casa.
Caballero dice:
Por fin nos vemos ?
Dama dice:
yo estare seguro
Caballero dice:
Vale, como contacto contigo?
Dama dice:
pues ahora mismo no puedo contestarte a eso, basicamente xq no se si
saldre de alli sola o acompañada
Caballero dice:
Mmmm misteriosa frase. Me gustaria verte.
Dama dice:
podemos quedar cualquier dia .... pero mañana, pasado y el domingo
tengo concierto
Caballero dice:
Me gustaría verte el fin de semana porque es cuando mas tiempo
libre tengo. Si quieres me llamas, tienes mi número. Si no, podemos quedar la
semana que viene, cualquier dia para comer, por la zona donde trabajo.
Dama dice:
este finde ya te cuento como lo tengo
Caballero dice:
Bueno si voy, ¿Hay algún detalle por el que pueda identificarte?
Dama dice:
soy facil de localizar

Dama dice:
estoy en la parte mas alta de la grada, donde el control de luces
Caballero dice:
Stupendo, buen sitio.
Dama dice:
el mejor, ni lo dudes
Caballero dice:
Yo si voy llevaré un sombrero blanco.
Caballero dice:
Aunque no sé, un sombrero de noche no pega mucho, no?
Dama dice:
bueno cuando comienza es de dia aun
Caballero dice:
Bueno tengo ganas de salir, me anima mucho ver estas piernas con
zapatos rojos asi que me acercaré por allí.
Dama dice:
jajajajajajaja mas la pena merece oir a Antonio Vega .... q pocas
ocasiones mas tendremos de ello
Caballero dice:
Le pasa algo?
Dama dice:
hace mucho q no le ves, verdad ?
Caballero dice:
Oigo mucha musica pero voy muy poco a conciertos
Dama dice:

pues esta en un estado mas q lamentable, nacha pop se ha reunido de
nuevo para echarle una mano ... pero ha tocado fondo, y el dia menos pensado no
se levanta . Es una figura patetica y consumida, q parte el alma solo con
mirarle .... como puede doler tanto la vida !
Caballero dice:
Vaya entonces si que hay que aprovechar mientras podamos verle.
Caballero dice:
Una cosa no quita la otra- buena música y buenas piernas se
complementan perfectamente.
Dama dice:
jajajajajajajaja no muestro las piernas ... de modo q te quedaras
solo con la musica
Caballero dice:
OH NO¡¡¡
Dama dice:
o si .... segun
Caballero dice:
No hay nada que me guste más que una chica con minifalda
Dama dice:
yo uso minifalda
Caballero dice:
guay
Dama dice:
pantalones, o faldas largas
Caballero dice:
Pantalones solo si son de raso o seda

Dama dice:
vaqueros o de lino
Caballero dice:
Si los pantalones ajustados pueden ser molones peeeeeeeroooooo
prefiero las faldas cortas o con vuelo o mejor cortas y con vuelo
Dama dice:
ya
Dama dice:
y con tacones ... claro
Dama dice:
y camisetas de tirantes ...
Caballero dice:
No los tacones no me llaman, eso es para parecer más altas,
pero si la chica es alta con zapatillas y minifalda es muy propio.
Dama dice:
vale ... yo no uso zapatillas, y no soy alta
Caballero dice:
Y los tirantes no mejor un buen escote trasero
Dama dice:
te gustan las espaldas
Caballero dice:
Si
Caballero dice:
Toda la espalda
Caballero dice:
desde la coronilla al talón
Dama dice:
ya veo
Caballero dice:
En especial algunas zonas:
Caballero dice:
La parte del cuello que está bajo el pelo
Caballero dice:
La parte alta de los glúteos
Caballero dice:
la parte de atrás de las rodillas
Caballero dice:
Stás ahi?
Dama dice:
te leo
Caballero dice:
Bueno es que es un tema que da mucho de sí no me tires de la
LENGUA
Dama dice:
dios me libre y el diablo me guarde de tirarle yo a ustede de parte
alguna
Caballero dice:
Pues no veo porqué no
Dama dice:
mi natural discreto, basicamente, me lo impide
Caballero dice:
Tierna doncella no quise escandalizarla
Dama dice:

no lo hizo ... curtida llego en mil batallas
Caballero dice:
Vaya menos mal. Pero tiendo a irme de la lengua en exceso, dicen
que es mi principal defecto. Si me propaso vas y dices Caballero que te estás
pasando.
Caballero dice:
Aunque tendrás que decirlo tres veces
Dama dice:
es dificil q yo considere q alguien se propasa verbalmente
Caballero dice:
Pues esta tarde me ha pasado y bueno ya te contaré.
Caballero dice:
Oye me se caen los ojos
Dama dice:
cuando te has dado cuenta, en lugar de frenada ha sido un derrapaje
Caballero dice:
Si con hostia incluida
Dama dice:
q caracter !
Caballero dice:
Hostia moral que son las que más duelen
Dama dice:
uf ! ya lo creo, en cualquier caso quien sabe si no ha sido
lo mejor !
Caballero dice:
Esta uno un poco mayor para ciertas cosas, pero creo que ya no
tengo arreglo

Dama dice:
mayor?
Dama dice:
repito MAYOR ?????????
Caballero dice:
Quiero decir mayor para que le acusen a alguien de acoso sexual
por pedir un beso
Caballero dice:
NO quiero decir de chantaje
Dama dice:
como todo en la vida es segun como se pida ... y a quien
Caballero dice:
Si claro todo depende, pero aunque no lo hago todos los dias he
echado alguna lagrimita
Dama dice:
ademas los besos no se piden, roban
Caballero dice:
Si es verdad pero eso no te lo enseñan en la escuela
Dama dice:
pero si se aprende en la vida
Caballero dice:
Sabes es que si la beso entonces quiero más
Caballero dice:
Y eso otro también se roba?
Dama dice:
el resto del tesoro se gana

Caballero dice:
Y la batalla cuanto dura?
Dama dice:
depende de la habilidad del sitiador y de las defensas de la plaza
Caballero dice:
La plaza es un castillo en lo alto de una Montaña
Dama dice:
obstaculos q un buen estratega siempre sabe como solventar
Caballero dice:
Encantadoramente positivista
Dama dice:
siempre
Dama dice:
solo lo q no se intenta no se consigue, lo demas es cuestion de
tactica
Caballero dice:
Vaaaaale me has dado un buen impulso
Dama dice:
me alegro !
Caballero dice:
No obstante estamos simplificando mucho si quieres que te cuente
esta historia al completo necesitaremos más de un dia.
Dama dice:
cuando desees
Dama dice:
a todo esto, y no te echo , tu no hablabas de irte con la mas fea ?
Caballero dice:
¿Qué fea?
Dama dice:
morfeo= mas feo morfea = mas fea
Caballero dice:
Ah si joder
Dama dice:
jajajajajaja la neurona esta bajo minimos, tranquilo
Caballero dice:
Buenas noshes
Dama dice:
feliz noche

No me compensa

No me compensa seguir enamorado de tí. Para empezar estoy completamente seguro de que, aparte de este dolor de estómago que me queda después de verte, no voy a conseguir nada más. No voy a avanzar. No tengo ninguna perspectiva que me ilusione.

Para seguir, se me nota que se me cae la baba cuando estoy contigo. Esto produce que las pocas neuronas que me quedan en funcionamiento dejen súbitamente de prestar su función. Lo cual si cabe empeora las cosas, porque me encuentro desarmado ante tus obvias capacidades. Digamos que es una relación demasiado desigual. No puedo sentirme agusto cuando soy dominado una y otra vez.

Es una situación francamente poco productiva, está claro que para ambos, y me gustaría que fuese de otra forma, es mas he soñado muchas veces con las otras formas que podría adoptar. He incluso escrito mi deseo en un papel y lo he enterrado al pie de un arbol a medio camino entre nuestras casas, en la noche de San Juan. Quizás lo fié muy largo: a diez años.

Así que por favor ayúdame, dime qué tengo que hacer para dejar de pensar en tí en cada momento, para que no se me bloqueen las neuronas cuando estoy contigo, para recuperar mi libertad, y ya de paso mi alegría y mi ilusión.

Algo habrá que se pueda hacer, digo yo.

Hoy

hoy me has dejado mas planchado que el coyote de los dibujos. Estoy muy muy mal, no se si te importa algo loq ue yo sineta pero la verdad no tienes derecho a tratarme así. Hace mucho tiempo que nos conocemos pero parecemos dos niños pequeños POR FAVOR tus problemas me duelen tanto como a ti pero no te pases yo no soy el que los produzco no tienes que salir disparada como si te hubiese escupido a la cara te quiero y te deseo reconozco que MUCHO o sea justo lo contrario que dicen los manuales para conseguirte y la cago con tinuamente no se ya que hacer busco otras pero todas me conducen a tí y no hay manera. No sé si enviarte esto luego harás como que no lo has leido y paque´las prisas. Me caen las lagrimas asi que voy a dejarlo

Te quiero

Joribar como me gustas

Me gustas tanto que pierdo el sentío. Es que es verte y desearte y aguantarme las ganas de echarme sobre tí y comerte a besos. Porque antes de verte tiemblo, sudo, me duele el estómago, o sea me reconcomo. Y luego llegas y todo parece facil y seguro y delicioso y divertido. Me das gasolina para tirar p'alante, por encima de los lios y problemas diarios, todo parece perder importancia salvo el hecho de que estoy contigo.

Me gustas tanto porque creo que eres la única que saca lo mejor de mí. Porque me tratas con toda la naturalidad y no me quitas energía.

Para tu atrevimiento


Me diste el mar
Caído sobre una roca,
Gris sobre gris.

Me diste olas nocturnas,
Gorgoteos de seres pequeños,
Temblores líquidos.

Me diste la profundidad estrellada,
Colores de imaginados paraísos,
Sabores exóticos de fruta.

Me diste la ilusión
De ser algo sin saberlo,
De encontrar el momento.

Quisiera ser tu

Quisiera ser tu cama para estar todas las noches en contacto con tu piel
Quisiera ser tu cepillo de dientes para besarte todos los días tres veces
Quisiera ser tu espejo para que me mirases cuando te levantas y cuando te acuestas
Quisiera ser tu ordenador para estar contigo ocho horas cada día
Quisiera ser tu teclado para que me acariciases una y mil veces
Quisiera ser tu teléfono para oir tu voz todos los días, y estar pegado a tu cuerpo
Quisiera ser tu perfume para estar siempre rodeándote
Quisiera ser tu bolso para sentir tus manos hurgando en mi interior
Quisiera incluso, y aunque me doliera, ser tu jefe, ese odiado, porque al menos estaría siempre en tu pensamiento.

Amanece, que no es poco.

Dice un famoso jugador de baloncesto que lo peor de perder un partido no es la derrota sino la cara de tonto que se te queda. Bueno, hoy he ido a ver a un viejo amigo al tanatorio y no lo he podido reconocer. Así que podemos reformular macabramente el dicho: Lo peor de morirte no es la muerte en sí, sino la cara de cadáver que se te queda.

Cuando empecé este blog lo hice porque sentía la necesidad de contar ciertas cosas, íntimas, personales, que forman parte de mi pasado, pensando que estoy ya entrando en una edad donde debemos de ir preparando las maletas. Para dejar constancia, vamos. Por eso empecé a poner poesías que, buenas o malas, datan de hace más de 30 años.

No sé si el hacerlo (dejar constancia) supone admitir una derrota anticipada. Estoy leyendo un libro de Marius Carol donde se postula que los 50 son la juventud de la edad madura. Según él tenemos toda una vida por delante. Además tenemos poder adquisitivo, lo que parece producir unos poderosos efectos colaterales de atracción sexual, tanto para ellos como para ellas. No se trata de echarse cremas y perfumes: se trata de no darse por derrotado a priori y echar para adelante con todo.

Bueno, es una nueva manera de ver la expresión "Before the Dark", que podría corolariarse con el viejo dicho: "a follar, a follar, que el mundo se va a acabar".

Pero qué queréis que os diga: mi experiencia personal no respalda tan optimistas afirmaciones. Primeramente porque no noto que mi atractivo sexual, tradicionalmente bajo, haya mejorado, sino todo lo contrario. Y no es que me falten ganas. Pero la ración de calabazas de los últimos años ha superado todos los umbrales dignos.

En segundo lugar, está el asunto del amor. Ya no me enamoro. Bueno, ya no me enamoro nuevamente. Conservo viejos amores, a veces bien a mi pesar, pues soy un sufridor amoroso nato. Pero novedades, ninguna. ¿Es un síntoma?. Ya me diréis.

Voy a terminar mencionando otro hecho reciente y significativo. En mi cumpleaños, hace poco, convoqué a mis amigos a mi casa, como he hecho otros años. No vienen muchos pero los que vienen los considero de verdad. Bueno, este año decidí hacer una fiesta de disfraces. Mandé los correos con dos semanas de antelación. A la semana llegaron las primeras respuestas “no podemos ir… otro compromiso… lo pensaremos…”. Otros eran más claros: no nos gustan las fiestas de disfraces. Otros ni llamaron ni contestaron en absoluto. Resultado: 0 (cero).

La explicación que me auto impongo admite dos variantes: a) mi atractivo ha descendido hasta límites inconmensurables; b) (y mas probable) nos estamos haciendo todos mayores, y yo, ingenuo de mí, no me había dado cuenta.

De modo que los días que me siento optimista me digo “tienes que cambiar de amigos. Otros más jóvenes y más marchosos, menos agobiados por los años”. Pero los días que me siento bajo me digo: “el próximo año, mesa camilla y brasero para todos”. Como veis no doy por perdida la celebración, aunque si les invito a mesa camilla y no vienen, tendré que darme por jubilado definitivamente.

Hoy lo hablaba con otro amigo con el que he coincidido en el tanatorio. Me decía “parece que nos ha mirado un tuerto” y yo le respondía “o quizás es que ya nos estamos haciendo más mayores”.

Bueno, démosle otra vuelta al título del blog “before the dark”: la luz que precede a la oscuridad es el atardecer. Al atardecer sigue la noche, y a la noche, si tienes suerte, la mañana. Algunos, como mi pobre amigo al que he visto hoy por última vez, no llegarán a ver la luz de la mañana. Para los demás, por el momento, amanece, que no es poco.

Dedicado a una noche de domingo de levante o a Lola


Vamos a pintarnos las manos de negro
Y los ojos rojos
Vamos a recorrer las calles vacías
Y el negro silencio

Corazones pesados que se estremecen
En el centro de una hoguera
Lágrimas encerradas
En el caudal del río interno

Vamos a escuchar el viento
Pegado a la piel
Vamos a correr la arena mojada
Y saltar sobre las olas

Seamos silenciosos
Para poder hablar
Vamos a ser niños un poco,
Muertos un poco,
Locos un poco

Besamos frías paredes,
Amamos estatuas.
Somos desheredados,
Buscadores de Oro en un río seco.
Posted by Picasa

Suscribete a Before the dark